miércoles, 5 de noviembre de 2008

Noticias frescas del día...


Obama ha ganado las elecciones a la presidencia de los EE.UU. Desde aquí mi felicitación al futuro presidente electo, pero sobre todo mi felicitación al pueblo norteamericano por apostar por la ilusión. Sí señores, porque esa es la diferencia entre McCain y Obama, la ilusión. La prueba reside en elevado número de votantes para un país como Estados Unidos, donde la abulia frente a las urnas es una tradición en todas las elecciones.
Mi felicitación al pueblo americano es mayor cuando ya sabían que, ganara quien ganara, ya no podían ir a peor. Bush Jr., seguramente, pasará a la historia como uno de los peores presidentes de la historia americana junto a Nixon y Raegan... y de estos últimos aún se puede contar algo bueno. Bush ha sido el presidente de los lobbys y, aún en sus últimos coletazos de su maldita presidencia planetaria, pretende imponer su cólera infantil contra la sexta potencia económica mundial, España, impidiéndole su ingreso en el G8 y el G20 como represalia por abandonarle en su aventura colonial iraquí y por el ridículo que generaron aquellas manifestaciones antibelicistas de Barcelona que fueron portada del Washington Post y pusieron en entredicho su liderazgo y el protagonismo del gran jefe: su padre Bush senior.
La crisis económica mundial, de la que Bush y los lobbys que lo sostienen tienen mucha culpa, necesitaba una respuesta, McCain podía serla, pero sin ilusión... La ola en que surfea Obama puede ser la respuesta, la primera piedra contar la crisis, pero ahora hay que hacer las cosas bien, sin embargo, hasta el 20 de Enero, Bush Jr. aún dirigirá los destinos del planeta.

En otro ámbito de cosas, Barcelona se acaba de convertir en la capital del Mediterráneo. Los acuerdos de Marsella llevarán las oficinas del secretariado de la unión por el Mediterráneo al Palau de Pedralbes. Según algunos medios de prensa, como el diario “El País”, este es un viejo objetivo de la Ciudad Condal que la presidencia de la UE de Sarkozy ha facilitado.

Siguiendo con Catalunya, ayer el President Montilla escenificó en París, frente al presidente para Europa de Nissan, una bajada de pantalones en toda regla. Ahora ya sabemos que la filial de Renault dará la patada a varios cientos de sus empleados, lo que aún no ha quedado claro es la cantidad de vaselina que l’Honorable se ha traído de la capital francesa.

Noticia final sobre la crisis: me ha desaparecido de la cartera un billete de 20 €, si alguien sabe algo que se ponga en contacto lo antes posible o no podré comprar el fascículo de esta semana de “Mariquita Pérez”.

Imagen extrída de la web de "El País".
Publicar un comentario