lunes, 17 de diciembre de 2012

Las CUP muestran su compromiso con la ciudadanía en la apertura de legislatura


El CUP, como sabía que no podía influir demasiado en sus votaciones para los cargos de hoy en el Parlament, y tampoco se ha puesto en contacto con ellos ninguna otra fuerza política, ha preferido hacer de estas votaciones un bonito acto reivindicativo para que nadie pudiera olvidar algunos de los muchos deslices, olvidos y malos tratos cometidos por las diferentes administraciones públicas con una cierta responsabilidad obviada por parte de los políticos.
Así han votado:
Para la presidencia: Manuel G.B., de Burjassot. Este hombre salto por la terraza de su piso cuando iba a ser desahuciado. Así lo han explicado desde las CUP:  'Votem així contra el rescat bancari i la deutecràcia, a favor de les 150.000 famílies desnonades des del començament de la crisi econòmica i contra les retallades anunciades per CiU de 4.000 milions d'euros que duran més injustícia, més desigualtat i més sofriment a les classes populars, que amenacen el sistema sanitari i que degradaran l'escola pública catalana. Votem obertament contra el frau de l'estafa hipotecària que ofega i endeuta milers de famílies arreu i a favor dels tres milions de persones en situació de pobresa i exclusió social als Països Catalans.'

Para las vicepresidencias:
-Pedro Álvarez, vecino de La Verneda, asesinado en L’Hospitalet por un policía de paisano, de un disparo,  porque el muchacho le recriminó haber intentado atropellarles a él y su novia. Las investigaciones, con más sombras que luces, nunca llegaron a buen puerto. De esto se cumplen ahora 20 años. Y así lo han justificado: 'Votem així per la memòria, memòria que és encara avui un aliment-verí. Aliment per a nosaltres i les nostres esperances. Verí per al poder i els seus abusos'
-Guillem Agulló, independentista asesinado por neonazis a Montanejos. Y la justificación: 'Podríem votar la Sònia, transexual assassinada al Parc de la Ciutadella o Lucrècia Pérez. Per votar contra els crims de l'odi i contra la impunitat feixista. La d'ahir, del franquisme, i la d'avui'
-Idrissa Diallo, muerto en el CIE de la Zona Franca. La justificación: 'Votem així pel desmantellament dels Guantànamos a casa nostra i a favor dels 180.000 'sense papers', els esclaus invisibles del règim neoliberal que viuen sota permanent apartheid'

Finalmente como miembros de la mesa:
-Ester Quintana, a la que todos hemos manifestado nuestra solidaridad después de que los Mossos d’Esquadra le vaciaran un ojo con una bala de goma el 14N. Así lo reivindicaban desde las CUP: 'Votem així per la prohibició definitiva i absoluta de les bales de goma i a favor dels drets i les llibertats civils'.
-Andreu del Cabo, el sindicalista despedido bastante irregularmente por TMB. Y esto nos contaban las CUP: ' Votem així pels 1'7 milions de persones aturades als Països Catalans i contra els 500.000 acomiadaments, coberts o encoberts, produïts a Catalunya des de 2007 i accelerats per l'entrada en vigor de la darrera reforma laboral'. Aunque no es exactamente igual, pensamos que el caso de Marcos está incluido en este grupo de injusticias, aunque con el agravante de la censura impuesta económicamente por Telefónica y de la que los medios de comunicación del Grupo Godó se han convertido en los abanderados.
-Blanca Serra, detenida y torturada a principios de los ochenta. Así era justificado: ‘Amb ella, votem pels milers de persones anònimes que, al llarg del temps, s'han compromès per la plena llibertat política i la màxima justícia social als Països Catalans'.
En el comunicado de las CUP se terminaba recordando al filósofo judío-alemán Walter Benjamin que se suicidó en Port Bou en 1940, en unas extrañas circunstancias  relacionadas con la policía franquista. Diciendo que solo la memoria rescata a los vencidos, supongo que haciendo referencia a la frase: “Solo la memoria activa del vencido, como rememoración, puede recuperar las historias perdidas, las verdades olvidadas que esperan redención”.
Todos los votos de las CUP han sido declarados nulos, es lógico, pero han cumplido su función de recuerdo a todos los ciudadanos y a todas las injusticias. Sin duda, no se podía haber hecho un mejor uso. Hoy ha empezado la nueva legislatura y si hemos de poner algún tanteador popular: CUP 7- Resto de Fuerzas 0.

Imagen de David Fernández tomada de la web de diari Ara

domingo, 18 de noviembre de 2012

Muere Miliki


Imagen extraída de la página de facebok "gaby fofo miliki fofito y milikito". En ella los tres hermanos de pie y fofito inclinado.


Nunca lo conocí en persona (por 20 minutos) aún así es una de esas personas a las que admiras en la distancia.
En los años 70, siendo yo un crío, vino a actuar al polideportivo de mi barrio. Durante la actuación cayó una granizada impresionante y el techo del local empezó a desprenderse. Sus dos hermanos, su sobrino y él (Gabi, Fofo, Miliki y Fofito) hicieron salir ordenada y tranquilamente a todo el público mientras ellos seguían cantando, para tranquilizar a los niños, bajo el techo amenazante. Una vez vacío el pabellón salieron ellos.
Hoy ese pabellón, junto al Estadi Narcís Sala y la piscina del CN Sant Andreu, ya no existe. Hay una pequeña plazoleta y una boca de metro, pero estaría bien que pusieran una placa recordando a los payasos de la tele.
Desde aquí mis más sentidas condolencias a los familiares de otro referente que se nos ha ido cuando más necesitados estamos de ellos.

domingo, 21 de octubre de 2012

La lógica racional y la lógica emocional.



¿Muchas veces no te ha ocurrido que en algún tema te has visto obligado a aceptar la argumentación en contra de tu postura como la buena y te has sentido engañado? En ocasiones los razonamientos lógicos pueden parecer impecables y omitir, sin embargo, la validez de la opción opuesta ¿Cómo es eso posible si la razón es inapelable?
Aunque parezca una tontería eso es así porque la lógica no es válida, para nada, en todo lo que tiene que ver con las relaciones humanas. Mientras la lógica parte de una serie de premisas y mediante una serie de reglas o leyes alcanza unas conclusiones de un valor casi matemático, las relaciones humanas se rigen por algo mucho más complicado y carente de lógica: los sentimientos. Mientras en la lógica las premisas se abstraen en sus conceptos más elementales, la… llamémosle lógica emocional, tiene en cuenta el entorno de esas premisas y el modo como nos llegan, dándole a todo ello un valor mayor que a la premisa en sí.
Para comprender mucho mejor lo que decimos usaremos un tema que últimamente está sacudiendo a nuestro país como es el secesionismo de Catalunya. Los malos entendidos en la aplicación de una lógica y la otra terminarán inexorablemente con la Independencia de Catalunya, pero seguro que hay personas que no lo entienden e incluso se sienten atacadas por ello. Igualmente hay personas que hace algunos años no habían pensado en la Independencia y hoy se sienten tan atacados como para desearlo con todas sus fuerzas. Es obvio que ni un concepto ni otro son asumibles mediante la lógica normal o racional, pero, sin embargo son producto de la lógica emocional.
Cuando Wert dijo aquello de que había que españolizar a los alumnos catalanes, propios y extraños se dieron cuenta de que esas palabras rechinaban por todas partes, sin embargo, desde un punto de vista de la lógica racional pura y dura no ofrecían ningún contenido alarmante. A pesar de ello todos captamos que su contenido emocional era enorme. Dudo que exista nadie en nuestro país que conozca un poco de nuestra historia reciente que no sea consciente de la bomba que acababa de ser disparada. De hecho, cualquiera con dos dedos de frente y sin maldad, es consciente de que esas palabras unidas a la permisividad para con ellas del presidente del gobierno, es razón más que suficiente para que no quede un solo catalán, vasco o gallego, que no desee la Independencia de un Estado tan intransigente y dictatorial.
Para que se comprenda un poco más el valor de lo que envuelve a esas palabras más que ellas mismas, imaginemos a Obama diciendo que hay que americanizar a los niños californianos. Seguramente el 90% de los que escucharan esas palabras se podrían la mano en el pecho y empezarían a cantar el “barras y estrellas” o harían cualquier otro tipo de manifestación nacionalista. Bueno, es posible que algunos californianos de origen latino o chino manifestaran alguna pequeña molestia, pero sólo sería eso, después de todo en la formación de los EE.UU. fue la voluntad por americanizarse de los habitantes de cada uno de los estados lo que creó esa nación (porque EE.UU. está formada por muchos estados y, aunque contiene alguna nación como la índia, es en sí una nación por la voluntad de sus ciudadanos y no de sus gobernantes). En el otro extremo, si fuese el ministro de educación británico, el que dijera que los niños escoceses o galeses debían britanizarse la cosa tampoco sentaría nada bien. No dudo que algunos ingleses se pondrían la mano en el pecho y cantarían el “Dios salve a la reina”, pero en general el señor Cameron tendría que cesar de su cargo a semejante cafre. Y eso que el término británico no ha sido investido por ninguna dictadura con la aureola de inglés como sí ha ocurrido con el término español que hoy no es más que un eufemismo de castellano y dictatorial, en muchas zonas de España. De hecho, esa relación del término españolizar con el folklorismo y manipulación histórica de las dos últimas dictaduras, es algo que solo los necios y los tontos desconocen. Cierto que algunos solo lo conocen de una forma emocional, pero conocerlo lo conocen.
Así pues, quien pretenda gobernar y dirigir las vidas de miles de personas, antes que la historia, la economía, el derecho o la moral, debe conocer a fondo la lógica emocional, de lo contrario todos sus proyectos carecerán del sentido necesario para llevarse a término. Cuando alguien maneja la lógica racional sin tener en cuenta las emociones de quienes van a verse afectados, solo le espera la repudia general y el desastre. Conocer la lógica emocional, sin embargo, no significa tener todas las soluciones aunque es la llave para no generar más problemas.

Imagen extraída de www.losojosdehipatia.com.es

miércoles, 17 de octubre de 2012

¿Por qué se llaman unitaristas si son los que se han cargado España?





El gobierno de Rajoy la ha metido la pata hasta la cadera y sigue sin quererse dar cuenta de la realidad. Para que se entienda con toda claridad y sin ningún tipo de dudas, diré que el PP, de la mano de Mariano Rajoy y su gobierno, ha mandado a España a pique. Claro que en esta desventurada trayectoria no ha estado solo. La prensa cavernaria le ha guiado en su camino suicida y aún le sigue indicando el camino hacia el pozo sin fondo, pero la responsabilidad de seguir por ahí es solo suya… suya y de su descerebrado entorno.
Ya no existen economistas con credibilidad que nieguen la evidencia de que Catalunya puede sobrevivir, y muy bien, sin España, pero todos dudan de la capacidad económica de España ¿Entonces cómo es posible que el gobierno del PP haya pasado todo el año que lleva de mandato cargando contra Catalunya, su cultura y su ciudadanía? Si hace un año solo se podía garantizar un 48% de independentistas, en los últimos días más del 80% de la población catalana demanda un referéndum de autodeterminación.  De hecho, al 30% de indecisos de hace un año, se le han sumado algunos de los que antes no querían saber nada sobre el tema de la Independencia, y esto solo se debe a una cosa: el acoso continuado del gobierno y sus adláteres contra el pueblo catalán.
¿Tal vez piensa Rajoy que manipulando un poco la Constitución a su antojo, como ya ha hecho en otras ocasiones, puede declarar el estado de excepción para Catalunya? Sinceramente, para ellos solo significaría dar un pequeño paso en su dictatorial camino hacia la supresión de las libertades, pero la realidad es que la reconversión de Catalunya en un nuevo Ulster, sobre todo cuando los independentistas catalanes han mostrado un pacifismo extremo en todo momento, cerraría a España todas las puertas a nivel internacional por muchos años y, al final, el único fin lógico sería la Independencia de Catalunya … y posiblemente con una ampliación considerable del territorio que se independizaría. La situación en que quedaría el resto de España sería calamitosa y, lo que es peor, sus nuevas condiciones ya no serían negociables. Por si esto no fuese suficiente, durante el tiempo que tuviese lugar el estado de excepcionalidad, los envíos económicos de Catalunya a España se reducirían día tras día, pero sin favorecer la productividad del país, que también se reduciría a favor de terceros países. 
Seguramente los nacionalistas españoles que piensan en la vía militar para conservar la España UNA, creen en la posibilidad de establecer un estado de sitio, que es la figura más próxima que permite la Constitución para declarar la guerra a Catalunya. En este caso necesitarían la unanimidad del Senado y el Parlamento, cosa hoy por hoy imposible. Aunque, tal vez, con el apoyo del partido socialista, el PP podría modificar, por la vía de urgencia, la Constitución. Aunque lograsen ese punto, el proceso necesitaría de más de 20 días para llevarse a cabo, tiempo más que suficiente para declarar la Independencia y pedir ayuda a estamentos internacionales, a la par que invalidando la decisión de la Cortes mediante la anulación de un número suficiente de las cartas de representación en el Parlamento de España, más que suficiente para invalidar cualquier modificación constitucional. Por lo que es una vía imposible, salvo fraude que, como es lógico, no es algo que le importe mucho al PP. Sin embargo, nuevamente sería nefasto para España y aceleraría el proceso de Independencia.
Finalmente Gallardón ha abierto una nueva vía para impedir la Independencia sin bajarse del burro. Para el decepcionante ministro de justicia la solución es de tipo policial. El ministro cree que deteniendo al presidente de la Generalitat como instigador a la secesión o cualquier otro cargo, que él y sus acólitos tengan a bien inventarse, detendrían el proceso de la consulta de autodeterminación que ya llevaría (gracias al PP más que a nadie) a la inevitable Independencia. Pero se olvida que las leyes que pretende utilizar no se han aplicado nunca, son una invención de su propio partido (las creó el gobierno Aznar para frenar el Plan Ibarretxe) y deberían ser despachadas por el Tribunal Superior de Justicia. Tampoco tiene en cuenta que originalmente serían potestad del TSJC donde el PP no tiene el control absoluto, así que se llevaría a cabo una guerra entre juzgados para dirimir a que tribunal compete. Todos estos procesos podrían llevar más de 2 años para decidirse. En ese tiempo ya se habría realizado el referéndum y declarado la Independencia por una mayoría abrumadora, además el detenido o detenidos se habrían convertido en figuras de relevancia internacional que perjudicarían ostensiblemente la imagen de la España resultante. La vía Gallardón, pues, es otro callejón sin salida para el integrismo del gobierno de Rajoy.
Llegados a este punto son muchos los que se preguntarán si existe alguna posibilidad de evitar la Independencia de Catalunya y, aunque parezca difícil creerlo, la respuesta es que sí. Pero dudo que la única persona que pueda lograrlo esté capacitada para llevarlo a cabo. La persona en cuestión es la responsable última de la situación actual: Rajoy. Digo responsable última porque es quién ha provocado los últimos pasos en este camino. Todos sabemos que fue Aznar quien descubrió que vilipendiar a los catalanes y a los vascos, y poner a unos españoles contra otros, le daba votos; pero la falta de visión de aquel le impidió reconocer el precio de su ruin estratagema. Lo más triste es que, desde el año 2000, esta forma de hablar y conducirse se ha convertido en el sello del PP, hasta el punto expulsar a todos aquellos individuos que no se encontrasen cómodos con ella. Con todo, la reciente victoria del PP no era suficiente para generar este irrefrenable impulso independentista. Sin embargo el gobierno de Rajoy, desde su llegada se impuso la labor de acabar con el Estado de derecho, sus objetivos principales los derechos de manifestación y huelga, en segundo lugar acabar con las autonomías. Para esta labor no dudo en ejercer  unas agresividades verbales y policiales totalmente descontroladas, a la par que un despotismo irrefrenable. Como el PP ya tiene entre ceja y ceja todo lo que es diferente, y las culturas catalanas y vasca lo son sin ninguna clase de dudas, su carga en esos ámbitos fue aún superior si cabe. Encontrar una Catalunya totalmente organizada y con una ventaja temporal en la lucha contra la crisis fue vista como una oportunidad para imponer sus propósitos neofranquistas de unidad. Rajoy y los suyos pensaron que la repudia del pueblo catalán a los abusivos recortes del govern de Mas serían suficiente para colar su ideario totalmente contrario al espíritu de cuantos viven en Catalunya. Se equivocaba, porque si sus ideas no podían ser asimiladas, el modo faltón y desvergonzado en que lo hizo aún generó mayor repudia. Sin embargo, incapaz de reconocer sus continuados errores, fue aumentando la presión sin tomar consciente de cómo se aceleraba la maquinaria de la independencia.
¿Pero cómo puede evitar Rajoy la Independencia de Catalunya?
Es difícil concretarlo, pero esencialmente le hacen falta dos cosas: mucha mano izquierda y no menos suerte. Porque cuando alguien ha hecho tanto daño, como él y su gobierno, deberá vencer, con muy buenas y delicadas maneras, la resistencia emocional que ha creado. En pocas palabras y para que se entienda, Rajoy debería bajarse los pantalones hasta los tobillos. Bueno, antes dije que no lo creía capaz de llegar a esa solución, pero lo cierto es que en otros ámbitos Rajoy ya tiene mucha práctica para actuar así, no en vano cuando esta con Ángela Merkel es incapaz de dar pasos muy largos porque sus pantalones a ras de suelo se lo impiden.
Rajoy ha perdido una oportunidad única al no aceptar la mano que le tendió el President Mas que, por cierto, nunca fue partidario del proceso de Independencia, pero que la presión del pueblo catalán, harto de las innecesarias humillaciones del PP (y alguno más), no ha encontrado otra salida… y encima esta le ilusiona. Cuando Mas fue a Madrid con un poco atractivo Pacto Fiscal, Mariano no comprendió que Mas le decía realmente: “el pueblo catalán ya no aguanta más y quiere la Independencia, pero a mí, como buen burgués, no me apetece ese camino; ayúdame y yo te ayudo, fírmame este Pacto y yo les vendo la moto”. Rajoy lo entendió un chantaje y se la jugó a los dados… y perdió. Al volver a Catalunya, Mas fue recibido por miles de Independentistas a quienes CiU intentó compensar con sus más afines armados de senyeras sin estrellas. No sirvió de nada. Seguramente, mientras esgrimía su sonrisa bien peinada, aquella del “¡Guapu! ¡Gracies!”, se decía, emocionalmente cabizbajo: “La suerte está echada”.
Pero insisto en que a Rajoy aún le queda una posibilidad y, esta vez,  no es dimitir. Porque ahora unas elecciones pondrían al PSOE en el poder y, aunque lograran frenar el proceso, no frenarían la voluntad del pueblo catalán sin ilegalizar al Partido Popular. Y es que, en la coyuntura actual, todos sabemos que el PP, tarde o temprano volvería y, entre tanto, la separación entre Catalunya y España aún habría aumentado. Tal vez la próxima vez la cuestión no sería, siquiera, tan pacífica. Porque es verdad que la suerte está echada.
Rajoy debe aguantar y solucionar el problema antes de irse. Primero debe llevar a cabo una crisis de gobierno invalidando y desautorizando las acciones de los ministros Wert, Gallardón, Montoro, Fernandez, Margallo y Bañez que deberían ser cesados de inmediato. Así mismo Rajoy debería desautorizar las reiteradas declaraciones de Cospedal , Valcarcel,  Vidal-Quadras, Aguirre y Monago. A partir de ese instante Rajoy deberá ser muy fino con todo lo que toca, porque en Catalunya ya se han pedido elecciones autonómicas y el gobierno entrante manifestará, sin duda, una voluntad independentista muy importante. Del modo en que compense las ansias de libertad del pueblo catalán y cómo consiga aliarse con CiU (que a pesar de todo se prevé como vencedora de esas elecciones), estarán sus posibilidades de evitar la independencia. El proceso no será breve y durante él deberá intentar retrasar la fecha del referéndum a cambio de autorizarlo y, en con el tiempo ganado, deberá ponerse a la labor enterrar las hachas de guerra y lograr acabar con las diferencias entre unas regiones y otras que ha usado durante años como fórmula para ganar votos. Solo si los catalanes vuelven a encontrarse cómodos  en una España que reconozca su cultura y  que les respete de verdad, existe alguna posibilidad de que el SÍ no gane con diferencia en el inevitable referéndum de autodeterminación.
La elección de Rajoy ya no es si es duro o no, ahora debe decidir si tiene la altura de rebajarse o sigue siendo el gusano que lleva un año rompiendo España.


lunes, 17 de septiembre de 2012

La Independencia de Catalunya puede ser buena para todos



¿Por qué la Independencia de Catalunya sería buena para toda Europa?
Algunos se empeñan en decir que la Independencia es algo malo… muy malo, pero… ¿es verdad? Catalunya ha iniciado un proceso que solo puede acabar con la Independencia. Posiblemente el País Vasco llegue antes a ella y eso haga que el camino catalán sea más complicado y más largo, pero es lo único racional para todos. Por otro lado, en plena crisis económica todo el mundo especula sobre las consecuencias.
Veamos la situación económica de Catalunya y España ante este evento. Catalunya es de las pocas regiones españolas que posee una balanza de pagos favorable. Con todo, el turismo es el negocio número uno, pero Barcelona también es la fábrica de ideas de Europa, compitiendo en el ámbito de la publicidad con París y Nueva York. En cuestión de salida de sus productos industriales (muy mermados últimamente) son consumidos en tres partes más o menos iguales por la propia Catalunya, el resto de España y el resto del mundo, con una notable tendencia a desplazar el consumo de España (que solo hace 10 años era  cerca del 50%) hacia EE.UU. y, últimamente, China y el este de Asia.
Posiblemente la independencia reduciría sus ventas hacia la UE y, sobre todo, España, aunque esto no sería tan radical como algunos piensan ya que la mayoría de esas transacciones estarían protegidas por la OMC. Por otra parte la balanza de pagos de España aún se podría ver más afectada, dado que también un tercio de la producción española es consumida en tierras catalanas y, lo que es más hiriente, el 75% de las exportaciones españolas al extranjero se hace aprovechando las estructuras comerciales catalanas, lo que supone una dependencia  del comercio español del catalán totalmente determinante (de hecho aprovechandose de las famosas embajadas catalanas que tanto han denostado).
Se dice que un nuevo Estado catalán estaría inicialmente fuera de la UE y solo el voto unánime de sus miembros permitiría su reingreso. Por supuesto se habla de la negativa de España y la posible negativa de Francia (no olvidemos que también existe una Catalunya francesa  y que el estado del norte creía totalmente controlada hasta hace muy poco). Afortunadamente esta postura no es nada viable. Una Catalunya fuera de la UE no estaría obligada a seguir las mismas reglas del juego impuestas por Alemania y podría seguir un proceso similar al de Islandia, con el agravante de hacerlo mientras aún utiliza la moneda europea: el euro.
En pocos meses una Catalunya independiente supondría una disyuntiva para toda la UE: o la admitían dentro de la UE para que acatara sus normas, o generaría una especie de tsunami económico que obligaría a cambiar las reglas del juego hasta ahora impuestas por la economía germánica.  Por supuesto que la UE podría usar el euro como medida de presión, pero también está claro que si Catalunya no viera claro un futuro  dentro de esa moneda, recuperaría una moneda propia donde un banco nacional propio manipularía para favorecer únicamente la economía catalana. La deseurización monetaria generaría una rápida devaluación de la moneda catalana, pero a un tiempo haría mucho más competitivos los productos catalanes, lo que afectaría directamente a los países que competirían con productos similares: España, Italia, Portugal, Grecia, Holanda y Francia. Además, mientras todos esos países quedan fajados por las normativas UE, Catalunya quedaría libre para reconvertir su producción. El ejemplo más claro sería el de las cuotas lecheras, pero hay mucho más, porque en los últimos 20 años Catalunya se ha centrado en la producción de calidad sin el apoyo de la gran producción, sin embargo producir mucho no implica perder los productos de calidad. Con una moneda devaluada la producción catalana aumentaría la salida de sus productos al tiempo que aumentaría su autoconsumo en detrimento del resto de la UE y en especial de España. Antes de 3 años la nueva moneda catalana estaría revaluándose, pero esta revaluación podría ser frenada por la creación de más moneda para el pago de todas esas infraestructuras que en su día le negó España. Creo que el ejemplo catalán, antes de 24 meses, llevaría a muchos países como Italia, Irlanda, Portugal o la propia España, fuera del euro, dejando a Alemania en una situación económica precaria y con la obligación de seguir apoyando a Grecia y los países del este europeo que en su día uso como palanca para imponer sus criterios. Por si esto fuese poco, no creo que en ese nuevo escenario los alemanes pudieran seguir imponiendo sus criterios a Holanda, Finlandia o Austria. La hegemonía alemana habría terminado y se haría evidente que solo la desalemanización del euro podría salvar a esta moneda. Algo que muchos sabemos, pero que entonces sería visible desde la propia Alemania.
Hoy por hoy, con las políticas económicas absurdas impuestas desde el BCE y apoyadas en parte por el abstruso FMI, la crisis no tiene un camino de salida, ya que se nos ha introducido en una espiral absurda. Hace falta un estímulo rebeldía, tal como la Independencia de Catalunya, para ayudar a vislumbrar un camino que nos saque de la crisis. Somos muchos los que ya conocemos ese camino, pero la obcecación de los que ejercen el poder nos impide tomarlo. A Europa le interesa  una Catalunya independiente. Puede que España lo padeciera durante un par de años, pero una vez restableciera sus relaciones con normalidad, también saldría fortalecida; no sería el mismo país, pero individualmente todas sus regiones mejorarían.


viernes, 14 de septiembre de 2012

El burro català li diu al brau que es mengi les seves pastanagues



Al burro català ja passa de pastanagues i no vol seguí tirant tot sol del carro, ara toca que el brau espanyol s'afaiti les banyes i es talli els collons, i comenci ell a tirar del carro si no vol anar-se'n a la merda.
El senyor Monago i el senyor Valcarcel (demano disculpes per lo de senyors) ja farien be en deixar-se tant d'orgull a la butxaca i començar a entonar un "mea culpa" alt i clar. La gent intel·ligent d'Espanya ha comprés millor que ells el missatge de Catalunya i, encara que a contracor (suposo, ja que els mateixos catalans fa ven poc encara lluitaven per fer Espanya, però era un altre concepte que alguns no han volgut comprendre), han reconegut el dret d'autodeterminació.
Anys de Monagos, Valcarceles, Arenas, Ibarras y Aznares, han deteriorat la relació amb Espanya com qui fa malbé un matrimoni. Agressius i fins hi tot violents, els usos de l'Espanya Popular han portat la relació a un carreró sense sortida. Si al 78 Catalunya va estar disposada a dur el pes d'un país que despertava a la democràcia, avui incompresos i amb la democràcia més enllà del mateix entredit, s'han afartat de les mentides i les agressions del seu marit espanyol borratxo de orgull i vanitat.
La dona maltractada se’n hi vol anar de casa i el marit l'amenaça amb la ma alçada, tal i com reivindica el seu cognom gravat a la pell de la dona amb la cremor d'un crucifix que va servir per a segellar el pacte incumplit.
La dona, en un veritable exercici de “democràcia massiva”, va manifestar-se als carrers de Barcelona. Ara ja ho ha dit, vol el divorci, la violència i la insatisfacció produïda pel seu marit, un minga fluixa ple d'inseguretats i mala llet, ha dut el matrimoni a una situació impossible. El pròxim acte, potser, serà als tribunals, però no en aquells on exerceix el marit, sinó a uns altres que garanteixin que la vena dels ulls que dur la dama blanca, tapi de veritat els seus ulls. D'altra manera no seria més que un altre capítol de la violència de gènere que ha dut a aquesta situació amb connivència d'aquells que haurien d'haver tingut cura de que això no arribés a passar mai.
Sento parlar a tres ministres i de no ser que de tant en tant fiquen el nostre nom, penso que les seves paraules els defineixen molt més en ells. Parlen tots tres i Rajoy calla, segurament es també la seva inútil paraula. I parlant i parlant massa, deixen que Monago i Valcarcel escenifiquen, amb la seva obsessió orgullosa de tenir sempre raó i no demanar mai disculpes, l'última aixecada del puny contra la dona maltractada.
Desperta Mariano, que com diu la cançó, "s’ha acabat el bròquil".

martes, 28 de agosto de 2012

El Caso Bretón: el uso y el abuso de una información para encubrir la realidad.



El caso Bretón, al margen del terrible dramatismo humano que refleja, está dándonos otra nueva lección del morbo periodístico, pero que aquí se ve agravado por determinado tipo de prensa muy interesado en dar rápido carpetazo a la realidad acuciante de nuestro país. Por si todo esto no fuese lo bastante sospechoso, la filtración primero y la salida a la palestra después del Ministro de Interior a informar directamente sobre el cambio de rumbo de las investigaciones, ha pillado tan por sorpresa a la opinión pública que no ha sido capaz de percatarse de la manipulación a la que está siendo objeto.
El caso Bretón es otro de esos terribles sucesos donde la vida de unos inocentes niños puede haberse perdido para siempre. Es decir, el tipo de noticia que permite un gran desarrollo periodístico, pero en la sección de sucesos. Sin embargo, la demagogia periodística y el interés de una casta política (especialmente la del gobierno) que no quiere que se hable de su malversación del poder, la han llevado al primer plano informativo. En esencia, la aparición del ministro del interior en una ruda de prensa que debieron dar los jefes policiales, contrasta con la lejanía con que ha tratado su compañero Arias-Cañete unos incendios que parecían llamarlo a gritos. Está claro que este Gobierno aparece y desaparece sin respetar los tiempos que exigen los protocolos del mando, pero intentan extraer de sus ritmos el máximo partido publicitario... de ahí que su fracaso sea un indicativo del despropósito más absoluto en sus capacidades para el ejercicio de sus cargos.
Respecto a la prensa, por su grado de presión en el tema conoceréis ese apego al gobierno que tan inadecuadamente nos maneja:
-“La Razón” la noticia ocupa toda la primera página y en letras gigantes “Cadena perpetua”. Creo que no hacen falta comentarios a esto.
-“ABC” 4/5 de la 1ª página con “Bretón asesinó y quemó a sus hijos” y foto con la imagen tierna de los 2 niños. Está claro que el titular es una opinión incendiaria sobre la información que realmente hay. Significa, como en el caso anterior, un obvia artimaña para centrar la vista de toda la opinión pública en esta única noticia a un a costa de manipularla.
-“La Gaceta”, foto de una manifestación contra Bretón a ¼ de la primera página con una pequeña apostilla que la justifica: “un forense confirma restos humanos en la finca de Bretón”.
-“La Vanguardia” 1/3 de página con las fotos usadas en la búsqueda y un titular algo más estándar “Los niños de Córdoba fueron quemados: todo apunta al padre”. Más moderado, pero sigue aún con una afirmación no demostrada aunque parezca obvia. Tenemos que recordar que un periodista está para informar, no para hacer conclusiones directamente, eso es especular y forma parte del campo de las opiniones; nadie ha demostrado que los restos sean de esos niños.
-“El País” aunque sigue estando en la primera página, apenas ocupa una décima parte y no lleva foto. El titular sigue siendo agresivo, pero queda sostenido por las palabras del Ministro de Interior: “Un error policial retrasa un año el caso de los niños Ruth y José”.
-“El Periódico” usa ¼ de portada junto a la cabecera y en letras gigantes: “Giro espectacular en el “Caso Bretón”. Hablando de espectacular, creo que este era el titular más espectacular que podía realizarse ateniéndose a la realidad de los hechos. De él se pueden extraer muchas conclusiones, como la culpabilidad del padre al denominar el caso con su nombre, pero son conclusiones que extrae el lector. Aunque sigue si parecerme apropiado, creo que es la más profesional de las portadas que hemos visto hasta ahora.
-“El Punt +AVUI” envía la noticia a donde pertenece: SUCESOS. Ni rastro en la portada.
-“ARA” lleva una pequeña nota a la portada: “Error policial: les restes trobades a Còrdova eren dos nens”. Se limitan a lo más espectacular de la rueda de prensa en una sola frase.

El resto de la prensa de nuestro país también mantiene una reseña en portada, generalmente con foto de los niños, pero no ocupando más de ¼ de la misma, 1/5 normalmente, y el titular suele centrarse en del hallazgo o el error policial, pero sin cargar las tintas. En ese aspecto “ABC” y “La Razón” son los únicos que superan claramente los límites. De todas formas sorprende que ni un solo diario apostilla en primera plana que fue el Ministro del Interior en que dio la información oficial en rueda de prensa, cosa esta, que por lo comentado al principio, me parece esencial.

Es muy triste que exista la posibilidad de que un padre pueda haber matado a sus hijos, pero aún es más triste que toda la maquinaria de manipulación de un gobierno nefasto se quiera ocultar bajo el morbo de un caso que parece ser así... Pero lo peor de todo es que el populacho se trague ese anzuelo.


Imagen extraída de www.elmundo.com

miércoles, 8 de agosto de 2012

Cambio de nombre

En las próximas semanas este blog va a dejar su nombre de "Blog Experimental", que hace 3 años cuando lo inauguramos ya dijimos que sería provisional, por el de su dirección. Estamos haciendo el diseño y eso puede llevar algún tiempo, pero en breve lo conoceréis por "EXPERIMENTO KHAMY".

Disculpen las molestias y permanezcan atentos a sus pantallas, porque os esperan más sorpresas.

martes, 3 de julio de 2012

¿Austeridad? ¿Qué austeridad?



¿Austeridad? ¿Qué austeridad?

El actual gobierno ha impulsado reformas y recortes con la intención de acabar con el déficit fiscal del Estado. Todo y que España es el país que tenía el porcentaje más bajo de Europa en emisión de deuda, se aceptaron sin rechistar las cuotas impuestas por la Merkel. Fruto de esta capitulación los mercados pudieron cebarse con nuestro país que ha tenido que responder en cada emisión de deuda con un pago inasumible de intereses. Es decir, que esta capitulación ha sido la base del desfase que nos impedirá cumplir lo pactado.
Por si todo esto no fuera en sí mismo un despropósito, el PP en el poder, ha dejado el peso de la crisis exclusivamente sobre los hombros de las clases media y baja, desligando a las grandes empresas (incluidas las extranjeras), la banca y los sectores financieros, que con esa ayuda han podido deshacerse de sus anclajes en nuestro país, despedir su mano de obra de forma fácil y barata, y llevarse su dinero cobarde allende nuestras fronteras. Es decir, Rajoy y su equipo ha dado la puntilla al pueblo con el único valor de descapitalizar el país.
Entre tanto, los gastos indebidos de los que tanto nos hemos quejado durante años, siguen proporcionando el alegre sumidero por donde desaparecen todos nuestros esfuerzos. Hace años cuando se propuso la España de las autonomías fue para que el Estado central no mantuviera  una cohorte tan numerosa de empleados (especialmente políticos y cargos de confianza) reduciendo los gastos al mínimo con muchos controles, tal y como lo hacen Alemania o Suiza (ejemplos a seguir en este ámbito de cosas). Desgraciadamente el afán de poder de los partidos que han gobernado en Madrid (PP y PSOE) ha imposibilitado la racionalización de estos recursos. De hecho, el PP intenta robar a las autonomías el control administrativo de todo cuanto, en su día, se logró descentralizar. De hecho siempre han procurado dejar en manos de las CC.AA. todo lo que suponen gastos, pero manteniendo en Madrid el control económico. El perfecto ejemplo lo constituye, sin duda, el modo en que Aznar  descentralizó, por obligación la SS, conservando el control de su tesorería. Y hoy, a pesar de que el dinero sigue pasando por Madrid, los recortes de Rajoy se restringen, casi exclusivamente, a las CC.AA.
Desde aquí proponemos una serie de recortes que sí podría hacer Madrid y que supondrían, casi en seguida, salvar la senda del déficit.
-Substitución del Senado por una cámara de representación autonómica con un delegado por autonomía. Recorte: 380 millones.
-Eliminación de todos los coches oficiales salvo los ministros: 25 millones.
-Modificar el salario de todos los cargos políticos y ponerlos en función del salario mínimo interprofesional, racionalizándolos a las tareas a realizar. Si se hace correctamente y se dispone una ley  que abraque municipios (en función de sus habitantes) y CC.AA., el ahorro puede llegar a 1.300 millones de euros.
-Supresión de las diputaciones y delegaciones del gobierno cuyas atribuciones pasarían a las CC.AA.. Recorte: 3.600 millones de euros.
-Substitución de las dietas comida en la administración por vales comida: 300 millones.
-Racionalización de todo el conjunto de dietas par políticos y cargos. Se puede llegar a recortar hasta: 3.600 millones de euros.
-Recortes en gastos de representación, donde se puede llegar a ahorrar hasta 26 millones de euros.
-Eliminación de los cargos de confianza no estrictamente necesarios y el retorno a la carrera funcionarial de las subsecretarías. Esto supondría más de 1.000 millones de recorte.
-Supresión de cuestiones de caprichos del ejecutivo como los retrocesos en los ámbitos jurídicos y educacionales que ya deberían estar transferidos y los ministerios correspondientes prácticamente desmantelados: 1.300 millones.
-En un momento de crisis no podemos pagar a fundaciones no dedicadas exclusivamente a la ayuda de personas necesitadas, a credos varios o con ideologías opuestas al ámbito democrático. Y aquí hablamos también de las fundaciones creadas por partidos políticos, hablamos de la iglesia y de organizaciones como la fundación Franco. Entre unos y otros, por uno u otro medio (ya que algunos reciben sus ingresos además de por la vía normal, también de los presupuestos de ministerios, ayuntamientos y CC.AA.) se puede ahorrar el conjunto del Estado cerca de 50.000 millones de euros.
-A la casa real se le ha pedido un recorte del 5%, pero solo de su principal fuente de ingresos, cuando lo lógico sería demandar que llegaran hasta el 20% y desde todas las fuentes, lo que supondría cerca de 50 millones de euros de ahorro.
-Las vacaciones de los altos cargos del estado serán exclusivamente financiados por estos. Proporcionándoles, eso sí, una escolta limitada y una vigilancia perimetral, por parte de los cuerpos del Estado, acorde con su cargo y peligro de atentado hacia su persona y las de sus familiares. Si tomamos como ejemplo las vacaciones de los últimos presidentes, se puede ahorrar entre 25.000 y 60.000 euros, pero dado que hay más cargos que ponen a cuenta del Estado o los diferentes organismos oficiales, sus viajes y vacaciones (véase el caso Divar), el ahorro superaría largamente el millón de euros y puede que incluso más. Aunque puede que esto se pudiera abreviar en el caso de las dietas.
-Retrasar los proyectos faraónicos e inútiles  (como el AVE) que solo sirven para aumentar el gasto y substituirlos por los de infraestructuras necesarias y que pueden aumentar el valor económico del país (como el corredor del Mediterráneo). A la raga supondría ahorro y beneficio, pero por el momento serían las gallinas que entran por las que salen.
-Con la redistribución de materias a las comunidades autonómicas, sobran al menos cinco ministerios y la mitad del personal en los restantes. Cierto que parte de ese personal debería pasar a las comunidades autónomas, pero aún así, tanto en personal como en trámites podríamos ahorrar más de 200 millones de euros.
Y todo esto, de cara a Madrid, solo es arañar la superficie de los recortes, pero si suman verán que este año ya podíamos alcanzar los acuerdos con Europa y sin subir aún los impuestos. Habríamos ahorrado más de 61.000 millones de euros. Prácticamente lo que solicita la banca para seguir ejerciendo su acción vandálica sobre las microeconomías domésticas de nuestro país  y que, a la postre, son la base del sistema macroeconómico del mercado. Y esto, como ya hemos dicho, solo es arañar la superficie.


Imagen tomada de www.finanzzas.com

martes, 19 de junio de 2012

A vueltas con HIPERCOR



El atentado de Hipercor fue algo muy cercano para mí. Todo y que ningún conocido estaba en aquel instante en los almacenes, supuso un episodio de miedo y difícil de olvidar. De hecho, durante cerca de dos horas revoloteó la posibilidad de que algunos familiares se encontraran allí. Fue, ya pasadas las 17 horas, cuando pudimos ponernos en contacto con todos y poder descartar que alguno de nosotros pudiera haberse visto afectado directamente por tamaña salvajada. Con todo, la pena y el miedo por las victimas que si lo fueron, resultaron realmente sentidas.
El barrio de Sant Adreu y La Sagrera ya había sido golpeado por el terrorismo con anterioridad y lo sería en más ocasiones, pero lo de Hipercor tuvo una dimensión, incluso a nivel nacional, muy superior.
Yo no escuche la explosión. De hecho, hacía cerca de veinte minutos que ya había tenido lugar, cuando mi tren llegó a la ciudad desde Girona, donde estaba haciendo la mili. Recuerdo la gente agolpándose en las ventanas del lado derecho para mirar la enorme columna de humo. No me pregunten cómo, pero ya en aquel instante tenía una idea bastante clara de qué y dónde ocurría, y sentí miedo. Posiblemente si hubiese tenido conocimiento, en aquellos momento, de lo que hoy ha contado el ex –lehendakari Ardanza, el miedo aún hubiese sido mayor.  Me cuesta imaginar a esos militares, siempre dispuestos a ahogar cualquier vestigio de libertad, tomando el poder tras un atentado que había tenido como víctimas a personas que de ningún modo habrían estado de acuerdo con ellos. Pero aún me es más difícil pensando que me hubieran podido haber hecho parte de su traición estando, como estaba, en pleno servicio militar obligatorio. Está claro que sus razones no hubiesen sido las esgrimidas.
Cuenta hoy Ardanza que los militares, según le había narrado el propio presidente del gobierno de la época, Felipe González, que algunos militares consideraban que el gobierno no era eficaz a la hora de acabar con el terrorismo. Para ellos era suficiente, y si bien en aquellos momentos los atentados se sucedían con una elevada frecuencia, no se nos puede antojar nada más allá de una vulgar excusa para arramblar con las limitadas libertades que nos había traído una Transición nunca acabada.
Bajo ese prisma vuelvo a escuchar las voces de los verdaderos culpables del atentado: los etarras que pusieron la bomba. Una frase emerge con fuerza entre mis recuerdos: “avisamos con tiempo suficiente para que pudieran desalojar, y lo hicimos varias veces”. Cuantas veces no se había dado el caso y realmente se habían llevado a cabo desalojos que salvaban vidas. Sin embargo los cuerpos de orden público de la época negaron que hubiese habido tiempo suficiente. Además estaban los numerosos avisos falsos de bomba que la banda también tenía por costumbre realizar para aumentar la sensación de terror. Desde ese punto de vista si no hubiese sido aquel día en Hipercor, hubiese sido cualquier otro en cualquier lugar incluso más concurrido. De hecho, cuando un año después se descubrió un piso franco en la calle Sagrera y otro en Ciutat Vella, se encontraron documentos que apuntaban, incluso, al Campo del Barça.
Con todo, no paro de pensar que alguien miente en todo esto, y las palabras de Ardanza me hacen pensar que, tal vez, esos mismos fachas que dentro del ejercito pretendían un golpe de Estado, también podían tener sus amigos en otros cuerpos del Estado y haber permitido que aquel atentado se convirtiera en lo suficientemente sangrante para servirles de excusa. Aprovechar la traición y la sangre inocente para tomar o aferrarse al poder, ni era nuevo, ni pasaría de moda. Solo hace falta recordar la falta de tacto y vergüenza con la que el PP trató los atentados de Atocha en 2004 y como, aún hoy, persisten en su traición.
De todas formas, no nos engañemos, ETA si fue culpable del atentado de Hipercor. La posibilidad de que otros también sean responsables de él, no les exonera. Hacen bien en mostrar arrepentimiento por ello. Pero si bien ellos han pagado con la cárcel, los que permitieron la masacre, sobre todo si había un fin más maquiavélico detrás, no han pagado en absoluto por ese delito.
Después de Hipercor se inició un proceso de divorcio entre el mundo abertzale y la banda terrorista solo frenado por la guerra sucia que, en la forma del GAL, se apoyó desde entornos próximos al Estado.
Hoy se cumplen 25 años de un uno de esos sucesos que no se pueden borrar de nuestra memoria y surge una pregunta retórica de todo ello: ¿por qué siempre las masacres terroristas se dirigen contra los que difícilmente son responsables de las cuestiones que en teoría generan ese terrorismo?

Imagen tomada de la web de “El Periódico”

viernes, 15 de junio de 2012

Curiosidades científicas (II): ¿Cuál es el ser vivo más grande del mundo?




¿Cuál es el ser vivo más grande del mundo?

Desde un punto de vista racional intentaríamos comparar el tamaño de una secuoya, el de la ballena azul y el de un anélido abisal sobre el que los científicos no se ponen de acuerdo si es un solo individuo o una colonia. Tradicionalmente hablando esos serían los seres más grandes, pero si pensamos grandeza por extensión, aunque su existencia no sea totalmente continua, la cosa cambia y los tamaños se disparan. De hecho, hasta el verano del 2000 se hablaba de la extensión de los rizomas de un hongo de miel en el estado de Washington que cubría 600 hectáreas, pero aquel mismo verano se pasó a estudiar otro que estaba cepillándose el Bosque Nacional de Malheur, en Oregón. Sin embargo, el tamaño de este no se llego a definir  con la adecuada exactitud por falta de pruebas de ADN que demostraran que estábamos ante la misma entidad.
De todas formas, las verificaciones sobre el tamaño de este espécimen de hongo norteamericano perdieron sentido cuando un miembro del reino vegetal solicitó el título de ser más grande del planeta. Nos referimos a una posidonia, planta herbácea de los fondos marinos y también conocida como pasto marino. Fue en mayo de 2006 cuando científicos de varios países confirmaron que frente a las costas de Formentera (realmente va desde Els Freus en Formentera hasta Les Salines en Ibiza) se hallaba una extensión de unos 700 kilómetros cuadrados de estas plantas, con la característica que muchas de aquellas ramificaciones correspondían a un solo individuo que había alcanzado una extensión, en su lado más largo, de hasta 8 kilómetros. Estudios pormenorizados dataron en 100.000 años al ejemplar que crecía a razón de solo 2 centímetros por año. En la pruebas han intervenido científicos de varios países pero ha sido el CSIC el que ha llevado el peso de las investigaciones. La divulgación a la prensa fue realizada por el investigador Carlos Duarte de este mismo organismo.

Las imágenes se corresponden al rizoma de una seta de miel, tomada de http://maikelnai.elcomercio.es/2007/01/24/%C2%BFcual-es-el-ser-vivo-mas-grande-del-planeta/comment-page-1/#comment-382289  y una posidonia oceánica extraída de la wikipedia.

jueves, 14 de junio de 2012

Bankia debe caer para salvar la economía



La burbuja inmobiliaria era el gran enemigo de nuestra economía. El PP, en tiempos de Aznar, lo vendió como el milagro económico, pero lo cierto es que solo unos cuantos se enriquecieron a costa de ello. Lo peor del caso es que el ladrillo arrastro enormes flujos económicos ilícitos. La corrupción y el blanqueo de dinero se disparó y la población, en general, se empobreció. Afortunadamente había empleos que mantenían un estado de cierta tranquilidad, aunque los que pretendían hacer un análisis de la situación eran conscientes de que se estaban gastando unos recursos de suelo que no se podían sostener y, además, la subida del precio de la vivienda continuado, en que se basaba  aquel “milagro” no era sostenible durante demasiado tiempo. Las leyes económicas no son muy diferentes de las de la física: todo lo que sube baja y los globos solo pueden seguir inflándose mientras no se alcance la presión límite, una vez superada el globo explota.
Aquel PP de Aznar nunca pensó en combatir el fraude, ni siquiera ante la valiosa oportunidad que significó el paso de la peseta al euro que, con muy pocos recursos, hubiese sido muy fácil detectar el fraude fiscal. Las razones nos las imaginamos, aunque no lo digamos. Y la banca muy contenta de que no se tomaran medidas respecto a ello.
El PSOE, cuando llegó al poder, pensó en intentar desinflar el globo antes de que explotara, pero se encontró con varios problemas.  El más importante de todos era que la inercia económica generada de aquel “crecimiento” reportaba ingentes cantidades de dinero en forma de impuestos. Hubiese sido un buen momento para compensar esos impuestos con una persecución al fraude y haber empezado a desinflar el globo. Pero había más razones y los bancos, que siempre se han beneficiado del fraude de algunos, también habían edificado una importante fuente de beneficios ligados al mercado inmobiliario, por ello presionaron para no cortar el negocio. Con todo, el mercado inmobiliario, quizá porque sus precios ya habían tocado techo, empezó a ralentizar su crecimiento. No fue hasta el segundo mandato socialista, ya en 2007, que no nos dimos cuenta de que alguien estaba evitando, de forma artificial, que los precios de la vivienda empezaran a recuperar valores algo más normales.
Un estudio de aquellas fechas apuntaba a determinadas inmobiliarias y la banca como responsables de corromper ese mercado alterando la ley de la oferta y la demanda. Las leyes sobre el alquiler establecidas por el gobierno no hicieron más que empeorar la situación. Curiosamente si en aquel momento el mercado hubiese bajado entre un 20 y un 25% hoy no sufriríamos esta crisis. Pero casualmente, en aquellos momentos, BBVA y Santander hubiesen quedado atrapados por el mercado. Estos fueron los más listos y empezaron a desplazar su dinero en ladrillo hacia inversiones hacia otros sectores, en especial telecomunicaciones, energético y fondos financieros en el extranjero. Desgraciadamente esta tendencia les llevó a toparse con Lehman Broders y los paquetes basados en hipotecas Subprime que alteraron la liquibilidad del mercado financiero y, a la postre, supusieron la aguja que reventó la burbuja inmobiliaria.
Reventada la burbuja los bancos tuvieron que asumir la quiebra de muchas empresas constructoras y se quedaron con sus pisos sin vender, y en ocasiones a medio construir, como único activo de estos. A pesar de ello la banca pudo haber asumido aquellas pérdidas tolerando la bajada de precios, pero como siempre, ellos nunca aceptarán ni un solo céntimo de pérdida y se pusieron manos a la obra a evitarlo. Para ello embargaron todo cuanto pudieron. Sabían que alguien que tuviese problemas para pagar optaría por vender al precio que quisieran comprárselo y eso haría caer el precio general, por ello si ellos se adelantaban y retiraban del mercado esas propiedades, evitarían la caída de precios.
En 2008 se calculo que si la vivienda bajaba en el siguiente año entre un 40 y un 60%, la economía se reactivaría, pero los bancos frenaron esa caída y solo lo hizo entre un 7 y un 15% según zonas.
El problema es que esta técnica paralizaba el mercado y la economía, dejaba familias en la calle y reducía los recursos económicos de los posibles compradores. Como consecuencia los bancos también perdían líquido y sus capitales se convertían en más bienes inmobiliarios con precios inflados. Y esa situación se ha ido agravando hasta 2012 en que el valor real de toda esa vivienda es entre un 60 y 75% inferior al que la banca le mantiene artificialmente. El problema es que ahora, sumados todos los abusos bancarios, si la banca contara esa vivienda a su valor real, el agujero económico llevaría a la quiebra a la mitad de las entidades.
Otro problema adicional de la vivienda acumulada por la banca, es que, por ley, no paga los pertinentes impuestos a las instituciones públicas y, por tanto, perdemos todos.
Está claro que, con estos precedentes, donde la banca es uno de los principales responsables de nuestra situación, a la par de haberse aprovechado vilmente de los ciudadanos más frágiles, no parece nada ético rescatarla mediante obligaciones y sacrificios para la ciudadanía. Algunos expertos hablan de dejar caer algunas entidades financieras para facilitar su reconstrucción, pero hablan de Banco de Valencia, Catalunya Caixa y Caixa Galicia. Yo creo que estas entidades son poco representativas y realmente no supondrían ningún alivio, pero si dejáramos caer Bankia, que pide 40.000.000.000€ para su supervivencia, el efecto podría ser liberador y, por otra parte, nada impediría investigar a fondo sus cuentas y a sus responsables de los últimos 10 años.
Ya lo dije en enero… y en febrero… y también en mayo: ¡Bankia debe caer! Creo que la caída de esta entidad podría ser suficientemente ejemplificadora para salvar al resto de la banca, pero de una forma sostenible. Una vez hecho esto hay que reintroducir en el mercado inmobiliario todas las propiedades retenidas a fin de bajar el precio por debajo del 75%. En cuanto a las familias hipotecadas al borde del desahucio, se recomienda renegociar su deuda y darles a todas ellas el margen de un año. Otra opción es alquilarles su propia vivienda a bajo precio para frenar las bolsas de pobreza. En cualquier caso hay que evitar que la población siga pagando la avaricia de la banca… ¡Ya no más! O frenamos estas inercias o no saldremos nunca de la crisis. 

viernes, 8 de junio de 2012

El mundo que nos venden... El mundo que compramos




Un millonario de 68 años (callaremos su nombre porque a la mayoría nos la trae al pairo), recostado en una tumbona, junto a su flamante piscina, contesta a las preguntas de un periodista especializado en temas de economía. En un momento dado, como no quiere la cosa, dice:
-Si Europa quiere salir de verdad de la crisis debe elevar la edad de jubilación a los ochenta años. De este modo se puede liberar a los jóvenes de este gasto... de esta carga.
Si esto no les indigna ni un poquito es que están ustedes muertos. Aunque usted pueda ser otro millonario más, solo que su mente posea el más pequeño atisbo de instinto de justicia, estas palabras deben indignarle hasta lo más profundo de su ser. Y me temo que ni siquiera hace falta acudir a las aberrantes contradicciones contenidas en las dos frases de ese individuo. El solo hecho de imaginar a un anciano de más de setenta años cavando una zanja, a mi me recuerda a aquel sepulturero que cavaba su propia tumba.
Otro caso similar lo tenemos con Esperanza Aguirre (aquí si diremos su nombre). Sale a los medios de comunicación para explicar las bondades de su plan de ahorro a base de reducir a la mitad el número de diputados de su parlamento autonómico. Aquellos con neuronas fáciles de contentar jalean su idea y no faltan otros presidentes autonómicos (de su misma ideología política, claro) que afirman haber pensado la misma solución ¿Cómo no? Sin embargo no es capaz de darnos una cifra cuando le preguntan que cuánto se ha bajado su sueldo... “Mucho y demasiadas veces” viene a ser, a groso modo, su respuesta. Nos recuerda aquel “Això ara no toca” de Jordi Pujol, pero en sibilino. La Doña quiere ahorrar en diputados, en sindicatos y en partidos políticos... siempre que no se trate del propio, claro. Pero esto último tampoco nos lo va a aclarar y si alguno de sus despistados hampones abre boca para decir que los recortes serán 96, ella se la tapará diciendo aquello de que “no dijiste que eran solo 36”. No vaya a tener ahora que detallar que le quitará la dentadura postiza al anciano, la piruleta al niño y, si se tercia (que si le sale del moño hacerlo lo hará, que no es por no hacerlo...) la silla de ruedas al paralítico.
Sonrisa y para casa que los tontos se quedan con eso y a los listos no hay que darles tiempo a pensar.
¿Pero no estábamos pidiendo democracia real? ¿Pues si reducimos el número de diputados no descenderá la representatividad y serán los partidos mayoritarios los favorecidos? Claro, así el PP se mantendrá en el poder aunque los votos sigan bajando. Así pues no se trata de ahorrar dinero... sino ahorrar en democracia. Porque también está claro que cuando la cámara no es todo lo representativa que debe de ser la corrupción la termina por dominar y, como ya sabemos, la corrupción es uno de los mecanismos de perpetuación de las crisis más efectivo que se conoce. Por eso con el PP nunca saldremos de este agujero en que nos hemos metido.
Y ahora díganme… dígannos… díganse, ¿no hay razones para protestar? ¿Siguen pensando que el movimiento 15M es una inutilidad?
Si ustedes no, yo sí pienso que ha llegado la hora del cambio. Pero no hablo de esos miles de cambios que barren la mierda bajo la alfombra y que el partido en la oposición nos ofrece en cada cita electoral. Hablo de un cambio profundo y decidido como el de aquella canción de los Sirex que se llamaba “La Escoba”.


Imagen cogida de  http://viejopickup.blogspot.com


 Bueno, antes de acabar, he encontrado en YouTube este video Subido por  el 04/03/2009.   
Para los que no supieran a lo qué me refería.

domingo, 3 de junio de 2012

Filosofía constitucional



El preámbulo de la Constitución dice:
La Nación española, deseando establecer la justicia, la libertad y la seguridad y promover el bien de cuantos la integran, en uso de su soberanía, proclama su voluntad de:
Garantizar la convivencia democrática dentro de la Constitución y de las leyes conforme a un orden económico y social justo.
Consolidar un Estado de Derecho que asegure el imperio de la ley como expresión de la voluntad popular.
Proteger a todos los españoles y pueblos de España en el ejercicio de los derechos humanos, sus culturas y tradiciones, lenguas e instituciones.
Promover el progreso de la cultura y de la economía para asegurar a todos una digna calidad de vida.
Establecer una sociedad democrática avanzada, y colaborar en el fortalecimiento de unas relaciones pacíficas y de eficaz cooperación entre todos los pueblos de la Tierra.
En consecuencia, las Cortes aprueban y el pueblo español ratifica la siguiente…

El preámbulo, si bien no especifica ningún precepto de ley, sí que es muy importante, para esta como para otras constituciones, porque establece la filosofía que explica cómo deben interpretarse todos los artículos que conforman la Carta Magna.
Sorprende, pues, las interpretaciones  que en demasiadas ocasiones se han dado de nuestra Constitución, dando preferencia a mutables leyes orgánicas por encima de esta filosofía, para dictaminar la constitucionalidad de cualquier ley, principio o acción. Así mismo, el propio articulado de la Constitución, en especial el añadido con posterioridad, no ha atendido a la virtud de estos principios y, como en la última reforma, ni siquiera a los más elementales valores democráticos.
Que estas acciones procedan de políticos, que en base a una ideología o a un egoísmo personal, es algo asumible y nunca descartable, pero cuando estos errores proceden de definitivas sentencias del Tribunal Constitucional, el propio valor de esta Carta, como el de la supuesta democracia, más que quedar en entredicho podemos decir que han asesinado su espíritu esencial, dejando de ser la base rectora de la convivencia de nuestro país.
Pero para que nadie tenga dudas de lo que digo, vamos a estudiar con más detalle los valores que todo político, juez, funcionario o español debería promover y defender por precepto constitucional. Los valores esenciales son cuatro: justicia, libertad, seguridad y promover el bien de todos cuantos integran la Nación española. Los tres primeros, aunque ambiguos en su definición, no ofrecen demasiadas dudas en su significado, pero, ¿qué es “promover el bien de todos…”? De todas formas el texto aclara que a continuación nos dirá cómo se hace eso:
-Las leyes se establecerán conforme a un orden económico y social justo. Lo que es lo mismo que decir que las leyes no deben favorecer actitudes de beneficio de unos españoles sobre otros y  procurando evitar situaciones de indefensión por estatus social o económico. Aunque esta afirmación también podría tener muchas interpretaciones, es obvio que no ofrece lugar a dudas de que las actuales acciones del gobierno del PP, cargando todos sus recortes y reformas en contra de los sectores menos desfavorecidos de la población, son una clara violación del espíritu de esta Constitución.
-Las leyes como expresión de la voluntad popular. Generalmente el respaldo parlamentario a la aprobación de las leyes, en una democracia real, sería respaldo suficiente para garantizar este punto. Sin embargo, la actual ley electoral que no hace representativa a esta cámara, otorgando mayorías absolutas a grupos políticos que no poseen el respaldo popular suficiente convierte estas leyes en una burla a la democracia. Así mismo, el uso de los decretos de ley es una clara violación del espíritu de la Constitución.
- Proteger a todos los españoles y pueblos de España en el ejercicio de los derechos humanos, sus culturas y tradiciones, lenguas e instituciones. Los últimos dictámenes de los tribunales contra el uso prioritario de lenguas diferentes de la castellana, que intentan proteger sus culturas, también supone una clara violación de esta filosofía constitucional.

- Promover el progreso de la cultura y de la economía para asegurar a todos una digna calidad de vida. Los actuales recortes en educación y el aumento de las tasas universitarias también contradice claramente este espíritu de la Constitución.

- Establecer una sociedad democrática avanzada. La ley electoral actual que hace nuestras cámaras de representantes no sean nada representativas (valga la redundancia) es una clara violación de este preámbulo.

- Fortalecimiento de unas relaciones pacíficas. El uso que hacen algunos políticos, e incluso partidos enteros, de ataques verbales y demagógicos contra unos pueblos para enemistarlos con otros, para la obtención de beneficios electorales, debería estar penado por ley, ya que transgrede este principio constitucional. No obstante, tener unos líderes políticos con más testosterona de la necesaria, complica mucho que este principio pueda ser una realidad, así que debería afinarse un poco más.

Con todo esto, sin entrar en un estudio profundo de nuestra Constitución, quiero poner en relevancia que cuando determinados políticos que todos conocemos agitan la letra de nuestra Carta Magna con los fines que a ellos les viene en gana, no merecen ningún respeto, pues en ese mismo ejercicio ya están violando el espíritu más elemental de esta Constitución. No es de extrañar, pues, que hoy veamos como los más constitucionalistas aquellos que en su día más trabas pusieron a su aplicación. No es que hayan cambiado las personas, es que le han robado su espíritu a las letras de la Constitución. Y crean que en esto han tenido más culpa la insensible interpretación de la letra por parte de los tribunales (en especial el TC) que la maledicencia de esos políticos aprovechados.

Imagen tomada de www.iescavaleri.com  


jueves, 31 de mayo de 2012

¿La Bankia o la vida?




Si alguien pensaba que solo el equipo de Rajoy eran unos ineptos, se equivocaba. Ahora Europa nos acaba de decir que no se ha enterado ni un pito de lo que pasa en España y nos quiere imponer nuevos recortes, a cambio salvar Bankia, sobre los que ya se han realizado con anterioridad.  Bien quieren arruinar a nuestro país para siempre o no tienen ni puta idea del destrozo que el equipo de Rajoy ha hecho ya en el país.
Hace mes y medio, cuando supusimos que la deuda de Bankia no superaba los cinco mil millones, dijimos que la mejor solución era dejar quebrar esta entidad e intentar taponar las vías de agua que esto supusiera. Era demasiado grande para rescatarla y no tiene suficiente importancia como para arrastrar, por si sola, al resto del sector bancario. Pero aceptar la quiebra hubiese supuesto hacer un estudio contable de la empresa y buscar responsables y como la mayoría de ellos pertenecen al Partido Popular y, además, muchas cuentas implicarían a políticos de la Comunidad de Madrid (no diremos nombres), optaron por la nacionalización.
A nadie se le escapa que esto ya se sabía que era un gran error, pero lo que no nos esperábamos es que ahora descubrimos que, una vez pringado el Estado, tenemos en Bankia una deuda de 19.000 millones… o por lo menos esa cantidad cubriría la parte que evitaría su quiebra. Y, claro, para no perder lo ya invertido, los “tontos” (prefiero decirlo así y no decir lo que pienso) buscan ese dinero en Europa. Diría que esta es la gota que rebosa el vaso de la intervención financiera, pero esto no es una gota, es un auténtico chorrazo de dinero. De hecho, según algunas evaluaciones, es más dinero del que supone el valor real de la entidad. Son cuatro quintas partes de lo que, entre unas cosas y otras se lleva la insolidaria iglesia católica apostólica y romana de las instituciones públicas cada año. También puede verse como el presupuesto de sanidad y educación juntos (y nos quedamos cortos)… y lo más aberrante, ahora que empezamos a tener casos de hambrunas en nuestro propio país, con ese dinero se podría quitar el hambre del mundo durante toda una década.
Pero no, Mariano y su trupe quieren seguir huyendo hacia adelante y ahora Europa le pide otra Reforma Laboral para pagarlo y volver a introducir a los jubilados que no han cumplido los 67 años en el mercado laboral, es decir, en el paro. Si los Mariano boys parecen un pelín retardadillos, no digamos de sus colegas europeos que o bien no se han molestado en mirar la documentación que se les ha enviado sobre España o es que se quieren asegurar de que no levantemos cabeza en siglos, eso solo lo saben ellos.
Así que la cuestión ahora es si Rajoy va a decidir darnos la puntilla a cambio de salvar a Bankia o va a recuperar (si es que alguna vez la tuvo) la cordura y se va a decidir a plantar cara al problema como se merece. Está claro que si la situación empeora para los trabajadores, conforme nos vayan despidiendo ya no tendremos esperanzas de lograr un empleo digno, así que nuestra única salida será echarnos al monte. Podríamos decir que el único consejo viable es decir a los jóvenes que dejen de estudiar, ya son inútilmente de los más preparados y los cursos, a partir de ahora, tendrán que cambiarlos por órganos vitales. Mejor es que a partir de ahora todos empecemos a  aprender el manejo de todo tipo de armamento que el país que se nos viene encima solo nos dará de comer mediante el uso de la extrema violencia.
Así pues, he aquí el dilema: “¿La Bankia o la vida?”

Imagen extraída de la web de “Público” www.publico.es

martes, 22 de mayo de 2012

Esperanza, el fútbol y la caja B de Madrid



Esperanza Aguirre ha hablado y nuevamente ha levantado ampollas. Tanto es así que hasta los diputados del PP han tenido que salir a los medios. Algunos de ellos posiblemente en contra de su voluntad ¿Ha sido una gilipollez por su parte? Ya nos gustaría creerlo, pero esta señora, que cuando habla sube el precio del pan (o del metro), no acostumbra a dar puntadas sin hilo. Y la cuestión es que, a pesar de todos los vaivenes que su partido ha dado con el tema de la deuda de las CC.AA., para descubrir ahora que la doña había manipulado las cuentas para hacernos creer que su imperio era un ejemplo de gestión financiera. Y es que, al margen de la tirria que le  tiene a Catalunya (supongo que porque es una comunidad mejor, más rica y más guapa, y por eso le tiene envidia), el fútbol siempre es un elemento perturbador de la realidad política; si además lo unimos a la habitual utilización de los nacionalismos vascos  y catalán como fórmula para convencer a los tontos, típica de su partido, las víctimas de su lengua viperina eran una elección perfecta. Sobre todo cuando el medio Madrid blanco lleva mirando de reojo ese match desde que ellos fueron eliminados de forma contundente por el Barça (diga lo que diga ese portugués que parece el perfecto sucesor de Aguirre, porque 20 minutos de buen fútbol  no pueden justificar el partido y medio con que le vapulearon los culés).
En definitivas cuentas, que si se silba al himno nacional, o le gritan que no les representa, ella no es quién para decir nada. A ver si solo van a tener libertad de expresión los valerosos falangistas, portadores de banderas gallinadas y que en nombre del PP silbaron, al paso de las heroicas tropas españolas, el saludo del anterior presidente en el desfile anual. Cuando convienen se olvidan de las formas y los símbolos, pero cuando conviene los manipulas, los utilizan y los maquillan como las cuentas de su comunidad.
Lo que más me fascina todo esto, sobre todo desde el día famoso tamayazo, es que los madrileños hayan tragado con las mentiras y chulerías de esta doña (me niego a llamarla señora). La gran mayoría de los madrileños que he conocido me han parecido personas muy inteligentes, si son un buen ejemplo de la población de esa comunidad me resulta difícil de creer que una y otra vez haya logrado engañarlos. Ya sé que, en general, ningún político posee una personalidad agradable (que fino soy), pero es que esta señora cada vez que actúa, de palabra u obra, lo hace con la intención de hacer daño a alguien, ignorando situaciones y sentimientos, y buscando a las víctimas más desvalidas para encumbrarse sobre sus cogotes. Un modo de vivir y pensar más propio de una verdadera sociópata que de la respetable presidenta de una importante comunidad dentro de la supuesta democracia parlamentaria que gobierna un estado plurinacional. Y el que no entienda esto es que aún no ha logrado sacarse la venda de los ojos que desde 1936 llevan dándole vueltas a nuestras cabezas los amos del cotarro.
Lo siento… pero alguien lo tenía que decir.

domingo, 13 de mayo de 2012

La auténtica guerra económica



En el mundo ya está teniendo lugar una gran guerra en la que no luchan países. Los frentes se preparan desde la revolución industrial y, tras la escaramuza de 1929, vivieron escondidos entre las guerras de las naciones. Pero a principios de los 70 la crisis del petróleo los sacó de sus trincheras y se definió un bando triunfador que se hizo llamar liberal (por su similitud, solo por interés y continuas referencias al liberalismo económico). Nosotros sabemos que es el neoliberalismo. Pero existe otro bando, aún atrincherado entre derrotas, esperando el momento en que el abuso de sus armas tumbe por si solo a su némesis. Y el momento ha llegado. Los “liberales” le llaman keynesiano, pero me temo que no es tan fácil. Tanto tiempo aislado en sus zanjas y sin contacto, lo ha convertido en una fuerza heterogénea que solo tiene una idea común: los liberales se equivocan. Y están en lo cierto, pero ellos tampoco son la solución.
Comunistas, revoluciones sociales, keynesianos, neokeynesianos, humanistas, aislacionistas, antiglobalización, antisistema, anticapitalistas, ácratas, anarquistas, proletarios, clases medias, independentistas… Demasiados nombres, demasiadas tendencias, demasiadas ideas para representar nada… y, sin embargo, los peones del neoliberalismo los atacan a todos como si fueran una misma cosa en una actitud marcada por una total paranoia, donde no faltan la grosería y las peores formas. En EE.UU. el Tea Party abandera  esta caza de fantasmas (de brujas en algunos sitios). En nuestro país hay un partido político entero conquistado por estos paranoicos del absurdo, que es el PP, pero en PSOE, CiU, UPyD, PNV y en muchos otros, el neoliberalismo también se ha introducido con fuerza. Ni que decir tiene que las grandes fuerzas económicas, esas que están a punto de derrumbarse por el error de sus teorías, intentan obligar al Estado para que las rescate. Pero esas son las estructuras, los peones están en la prensa: “La Razón”, “El Mundo”, “ABC”, “Intereconomía”… pero sobre todo “Libertad Digital” Con esto uno pensaría que Prisa o cualquier otro grupo de comunicación no nombrado son sus rivales, pero no es así. Puede que Prisa no sean peones del neoliberalismo (que lo dudo), pero tampoco forman parte de los contrario. Aunque nadie conoce realmente a ese fantasma que se cierne desde todas las direcciones sobre las corruptas estructuras del poder, los peones disparan en todas direcciones insultando a todo aquello que no son ellos mismos, y metiendo a todos sus “enemigos” en el mismo saco. Sí, el saco de su paranoia, esencial para entender qué es lo que ocurre realmente. Un saco donde se introduce al movimiento #15M llamándole socialista, donde se igualan a comunistas e independentistas usando con ellos el trasnochado término de rojos, donde se abusa del término “nacionalista” como una acusación para aquello que les huele a catalán o vasco y finalmente el colmo de todo ello es zanjar con el término de keynesiano a toda aquella alternativa económica que se les presente, incluidas aquellas en el mismísimo radicalismo liberal de Shumpeter.
Para el neoliberalismo todo aquel que no apruebe hasta el último de sus actos de fe es un radical, pero lo cierto es que los únicos radicales y el gran desastre que nos está acaeciendo, son únicamente ellos mismo que siguen sin reconocerse en el espejo de un mercado corrupto e incapaz de autorregularse. Por si esto no fuese suficiente, la mayoría de gobiernos mundiales están dominados por estas absurdas tendencias económicas responsables del problema e incapaces de hacer nada que difiera de empeorar la situación.
Conocemos el problema, pero en nada ayudarán para solucionarlo la explotación obrera, el dumping chino, el nacionalismo argentino, las revoluciones bolivarianas, los extremismos religiosos, los nuevos muros de la vergüenza israelís, el intervencionismo norteamericano, el hambre de África, la expoliación de la selva amazónica, el abandono de Haití, las falsas democracias, el excesivo tamaño de muchas multinacionales, el control de los medios de comunicación, la intolerancia en general, los abusos de poder, la posibilidad de veto en la votaciones del Consejo de Seguridad de la ONU, la permisividad hacia la banca y la especulación, el poder excesivo de algunos países dentro de la UE, la excesiva dependencia de las energías no renovables, la falta de controles de doping a las personas que toman decisiones importantes para toda la sociedad, la falta de cultura, la tolerancia con el fraude y un montón de problemas morales más que nos atan de manos más allá de esa guerra entre dos fantasmas con demasiado beneficiarios.
Si hay que salvar al mundo debemos asegurarnos que ni unos ni otros puedan meter las manos en el pastel mientras acabamos con todos los problemas enunciados. Y si no, tiremos de la cadena y esperemos que la muerte sea los más rápida posible.