martes, 23 de octubre de 2007

Mariano y su primo de Zumosol.



Mariano Rajoy no cree en el cambio climático porque, según su primo “que es físico”, si nadie le puede decir el tiempo que va a hacer mañana en Sevilla, como le van a decir los cambios que se producen en el planeta. Del ataque de risa que me dio me caí al suelo. Me pregunto si su primo es el de Zumosol o el físico nuclear que enchufó en Zurita cuando era Ministro del Interior. Es broma porque el honrado mariano jamás enchufaría a nadie, eso es cosa de irresponsables de izquierdas.
Bueno... ahora con tan fundada argumentación ya no podremos creer en el cambio climático. La película de Al Gore queda totalmente desautorizada por el sublime discurso de don Mariano. Sin embargo, yo tengo una información que el líder popular no debería desestimar...
Tengo una tía-abuela, por parte de mi cuñado, que tiene un juanete en el pie derecho de esos que se inflama cada vez que va a cambiar el tiempo. Desde hace muchos años la señora es capaz de advertir la llegada de la “corriente del Niño” por una serie de variaciones en la relación de inflamaciones del juanete, en torno al 5%, pero desde hace unos 20 años para aquí se ha producido una variación del 25%, inapelable prueba del cambio climático. Sé que después de la información de su eminente familiar, don Mariano, sólo podría aceptar una información como esta, perfectamente contrastada, para cambiar de opinión. Así que, en cuanto esta información obre en su poder, el señor Rajoy convocará una rueda de prensa para rectificar con esa sabiduría que le caracteriza. Ya estoy esperando para escucharle decir que el cambio climático es “como unos hilillos de plastilina” que se extienden por toda La Tierra.
De no ser así, proseguirá, sin duda, con su proyecto de hacer una película titulada “El cambio climático, una impresentable mentira de Carod-Rovira”. Cuentan que ya ha contactado, para su elaboración, con el prestigioso director Mariano (también) Ozores y la inestimable ayuda de Andrés Pajares y Fernando Esteso. Puede que de esta no gane el Nobel de la Paz, pero ya ha sacado dos reintegros en la Lotería Primitiva.
Las sabias palabras de Rajoy han producido, por el momento, tan profundo sentimiento y me han llevado a tan honda meditación que he decidido consultar con mi primo segundo por mis partes, que es basurero, sobre el tema del reciclaje y, después de su experto consejo, he decidido mandar a tomar por culo el cubo con varios compartimentos para reciclar. ¡Vamos a dejarnos de hostias!

Bueno, ha llegado el momento de ponernos serios, porque esto puede hacer mucha gracia, pero si uno piensa que este señor fue ministro y, tal vez, un día pueda llegar a ser presidente del gobierno, se me ponen los pelos de punta. Nos quejamos de que en nuestro país se lee poco, pero se imaginan que coeficiente intelectual hace falta para votar a este señor... y no me refiero al voto de su primo cuyas razones darían para un libro entero, sino a otra clase de primos. ¿Qué futuro le espera a un país tan dotado intelectualmente?
¡Ah! ¡Se me olvidaba! Que alguien avise a los vecinos de Zurita de que con Homer Simson en la Central Nuclear estarían más seguros.
Publicar un comentario