sábado, 6 de octubre de 2007

Hamilton 007 con licencia para traicionar.



Los mentideros de la Formula 1, en los últimos meses están dando mucho de sí, pero la última noticia, que espero no se pueda confirmar nunca, porque significaría la desaparición de este increíble… ¿deporte?


Al parecer cuando Eclestone se reunió con Camps (el presidente de la Generalitat de Valencia) para negociar un segundo gran premio en España para la capital su comunidad autónoma, había una contrapartida. Al parecer el jefe de la Formula 1 creía que los pilotos españoles, con tantas carreras en su territorio iban a tener ventaja, por otra parte, la organización y los beneficios que han demostrado las carreras en nuestro país, eran un filón que no se podía dejar sin explotar. Esto no es nuevo, pero lo que sí lo es estaría relacionado con cierto piloto valenciano. Por lo visto Ecclestone podía haber pactado con Camps que hiciera lo posible para que Adrián Vallés no obtuviera la financiación y se pusiera al volante de un F1. En las negociaciones no parecían estar incluidos ni De La Rosa, ni Alonso, ni Gené, pero ahora corre el rumor de que ese tema ya lo tenía atado de antes y le hubiera salido redondo de no ser por los imprevisibles Alonso y Briatore que puede haberle echado un capote al asturiano a pesar de su marcha a McLaren.


Mientras recogía esta información se han sucedido la carrera de Japón, las reclamaciones Webber y Vettel por las irregularidades de Hamilton, la primera desestimación, la aparición del video, la nueva desestimación… y todo ello cuando por mucho menos y sin provocar ningún accidente, como es el caso, se había realizado una advertencia a Alonso. Ecclestone hace muchos años que pretende que un piloto inglés sea campeón del mundo, con Button las cosas no le salieron bien, ahora, con la colaboración de Ron Dennis ha encontrado en Hamilton un candidato perfecto.


Hemos escuchado por boca de varios comisarios de carrera que la acción de Hamilton merecía un castigo ejemplar, sin embargo el inglés ha salido de rositas. Finalmente, tras visible mal comportamiento del McLaren de Alonso muy sospechoso, este piloto ha terminado por hablar y contarnos lo que ya suponíamos. Como será realmente la situación de mobbing que el piloto sufre desde febrero que ha hablado del tema con pilotos con los que apenas lo hacía. Lástima no lo hubiera hecho antes, se hubiera ahorrado este disgusto, pero Alonso siempre fue admirador de Ayrton Senna que corría en esta escudería y mientras otros pilotos tenían su sueño en Ferrari, Fernando soñaba en una escudería que ni siquiera era ganadora hasta contar con él, pero eso es algo que nunca le reconocerán. Curioso que esto sea así cuando la competitividad de este coche se debe al trabajo de Fernando con los ingenieros de McLaren, unos ingenieros que no fueron capaces de hacer competitivo a este coche durante la temporada anterior que no ganó ninguna carrera a pesar de contar con Raikkonen como piloto.


Dennis y Ecclestone saben que este año debe ser campeón Hamilton porque si no ya no lo será nunca. El piloto tiene la cualidad de ser inglés y poner toda la carne en el asador en la pista, pero ahí se acaban sus virtudes, es un vulgar come-pistas capaz de pilotar lo que le echen, pero incapaz de conocer lo que tiene entre manos para adaptarlo a la pista. Hamilton no tiene las aptitudes de Kovalainen, pero este último no ha contado con un piloto como Alonso que hiciera de su coche el mejor del mundial. No contento con esto, en el GP de Hungría denunció a Alonso en Hungría por algo que pudo ser fortuito, pero en cualquier caso el piloto inglés nunca dudó en mostrar su deshonestidad contra el piloto español. Últimamente Ron Dennis, que si Hamilton no tuviera a su papa chupando cámara a todas horas, sería su papá deportivo, no ha dudado en soltar todo tipo de falsedades obvias que comprometan al bicampeón del mundo.


Hay otro tema grave en toda esta historia, el supuesto caso de espionaje de McLaren sobre Ferrari. Todo el caso se sustentaba por unas hojas encontradas en una fotocopiadora, pero en el mes de mayo llegan unos e-mails a los correos de Alonso y De La Rosa. Unos e-mails que, o bien lo recibieron todos los pilotos, Hamilton también, o bien querían implicar a ambos españoles. Si unimos esto a lo de Adrián Vallés hay alguien muy interesado en que no haya pilotos españoles en el mundial. Sin embargo el mobbing a Alonso era tan grande que el piloto español decidió que no se la podía jugar, los e-mails, que a saber de dónde habían salido, junto a la evidencia de la fotocopiadora acababan con McLaren perdiendo todos sus puntos en el mundial, sin embargo Hamilton, que indudablemente se había negado a colaborar con la FIA, es tratado como el propio Alonso. Nuevamente Ecclestone tiene muy claras sus preferencias.


Está claro que Hamilton no merece este mundial, pero si no ocurre algo que a “Il Cappo”, como se conoce a Ecclestone, no le pille por sorpresa, el piloto inglés conseguirá su sueño y el de sus dos compatriotas confabulados.


Está claro que a Alonso no se le ha tratado en función de su categoría, eso es algo que no pasa desapercibido ni al más imbécil, por muchas declaraciones absurdas que pueda realizar Niki Lauda, posible sucesor de Ecclestone al frente de la F1. Pero hay que decir que Fernando Alonso ha hecho muy fácil esta actuación contra él con su mala fama de antipático y algunas actitudes realmente infantiles. Así los ingleses, haciendo piña, le han robado lo que por derecho le pertenece, sin embargo… ¿qué va a pasar ahora?


Si Alonso se queda en McLaren ya no colaborará con la escudería de la misma manera, porque sabe que no le van a permitir ser campeón del mundo. Pero McLaren no puede permitir que se vaya ni a Renault y menos a Ferrari porque los haría campeones del mundo. Tal vez la solución sería que marchara a Toyota u Honda que ya se frotan las manos, pero quién correría con Hamilton, porque ningún piloto con aspiraciones aceptaría tenerlo de compañero, por otro lado el inglés es un peón inútil si no le acompaña un piloto de verdad para que el McLaren funcione. Dicen los mentideros que ya se habla de David Coulthard que tiene una gran experiencia como piloto preparador de coches y, además, no es un gran piloto en pista… y lo que es más importante: es británico.


Quedan dos carreras pero ya podemos dar por hecho que Hamilton es campeón del mundo, que eso es algo que hace muchas carreras que se decidió… de hecho pudo ser antes del mundial, en un despacho de Valencia donde Camps le dio la mano a Eccleston sin saber que había vendido su alma al diablo… y España entera a la fórmula uno.


Hamilton primero “el come-pistas” rey de la fórmula uno. Hamilton 007 con licencia para traicionar al bicampeón del mundo. Y ahora que venga la prensa inglesa a seguir dando patadas al mejor piloto del mundo (desde la retirada de Schumacher nadie puede rebatirle ese título l piloto español) y, de paso, a la aún celosa prensa alemana, que ha asumido peor que su piloto retirado, los dos campeonatos de Fernando Alonso.

Publicar un comentario