sábado, 15 de agosto de 2009

Aviones comerciales que aún pueden encontrarse en uso (II): Tupolev Tu-134


Tupolev Tu-134

Antes de la caída del telón de acero, el público general, poco o nada sabía de los Yakolev, Tupolev o Antonov porque rara vez se habían visto en los cielos y aeropuertos occidentales, sin embargo, a partir de ese momento muchas aerolíneas de países del este empezaron a alcanzar con sus vuelos nuestras regiones, también aparecieron operadoras de Charters y Low Cost que se atrevieron a probar estos aparatos, aunque sólo de forma pasajera porque su rendimiento económico no terminó de ser el deseado.

He dicho el público en general porque para los profesionales de la aviación estos aparatos si eran bien conocidos. La U.R.S.S. había ofrecido buenos precios y en algunas regiones planetarias eran bastante abundantes. Además, sus filosofías de construcción y explotación tampoco diferían tanto de las occidentales.

Uno de esos aviones es el Tupolev 134 o Tu-134 conocido como Crusty en nomenclatura OTAN (como también el Tu-154 de características bastante diferentes). En producción desde 1966 a 1984 con versiones de 64 a 96 pasajeros y con muchas más variantes de uso militar, entrenamiento y de vigilancia. En 2006 permanecían en servicio 277 aparatos en aerolíneas poco fiables.

En los primeros Tu-134 el frontal era una cúpula de cristal desde donde operaba el navegador como en los tiempos donde el radar aún no operaba. Tampoco era capaz de revertir motores y para aterrizar usaba un paracaídas. De esos primeros modelos difícilmente se podrá encontrar alguno (también de los otros, salvo en países como Irán y alguna ex-república soviética).

El Tu-134 es un bimotor con motores pegados al fuselaje como el DC-9, pero de menor tamaño que este, aproximadamente pensado para la mitad de pasajeros. Eso es así porque en la U.R.S.S., donde fue diseñado, no existían tantas personas con posibilidades de viajar de un lugar a otro, así que se crearon muchos modelos para números de pasajeros muy reducidos. Es lógico pensar que rentabilizar al modo occidental estos modelos no es demasiado fácil.

La última información recogida sobre un aparato de este tipo se refiere a uno perteneciente a YUT-Air que tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en Samara (cerca de los Urales) en el verano de 2006.

Imagen tomada de www.airliners.net

Publicar un comentario