sábado, 19 de abril de 2014

Declaración de intenciones


Declaración de intenciones

La crisis empezó en 2007, aun que obtuvo esa oficialidad en 2008, pero en nuestro país fue una línea descendiente hasta las elecciones de noviembre de 2011. Porque cuando el PP obtuvo mayoría absoluta, se creyó con el derecho a hacer lo que le vino en gana, incluido violar hasta la última de sus promesas electorales.
Con su actuación ha cargado esta crisis en los hombros de los más débiles a la vez que ha eliminado conceptos sociales que son la base del sistema. Todo ello mediante el uso y el abuso de su mayoría absoluta.
Con esta situación también hemos descubierto que una gran parte de nuestra ciudadanía está en el ajo, que el PP no es realmente un partido político, sino una organización criminal legal y con fuertes raíces en el franquismo.
Muchos son los ciudadanos que han explotado: unos por la crisis, otros por los abusos de poder y, en Catalunya, por la hiriente postura gubernamental hacia ese territorio que lo declara extraoficialmente como territorio ocupado y sin derechos.
La mayoría de la ciudadanía está en pie de guerra contra un gobierno electo, pero que ha vaciado la Constitución (el TC es un títere político) y la democracia de contenido. Es cierto que otros partidos lo han hecho mal y pretenden ocupar el poder sin poner remedio a este sacrilegio democrático (PSOE, UPyD, CiU, PNV y hasta tal vez IU), pero esto lleva a demasiados de esos ciudadanos al abstencionismo, con lo que se prolonga el problema. Se prolonga porque, como ya dijimos, hay millones de españoles en el ajo de la corrupción. Cuarenta años de franquismo dejaron un poso de costumbres antidemocráticas que muchos desconocen tener, por eso necesitamos vencer el abstencionismo.

Este blog va a intentar recuperar los efímeros artículos que publico en redes sociales… y algunos de los que otros publican, con el fin de dejar un registro de la opinión social y las necesidades que nuestro país tiene en materia de democracia y libertad. 
Publicar un comentario