viernes, 16 de marzo de 2012

Carta a un suicida






Estimado suicida:

Ya sé que lo estás pasando fatal o de lo contrario no habrías llegado a esta encrucijada, pero tienes que pensar en el marrón que nos dejas a los demás. Si no eres votante del PP, tal vez podrías resistir y llegar a las próximas elecciones para sumar tu voto al de todos los españoles que luchamos porque esto no se vaya a la mierda. Mucho no pueden tardar, porque si sigue así Rajoy pronto, a pesar de su absurda mayoría absoluta, no va a tener nada que gobernar y tendrá que adelantar las elecciones. Ayúdanos a expulsarlo y haz de ello tu “live motive”, tal vez, después, ya no queden razones para poner fin a tu vida.

Pero, suicida, si tú eres uno de esos votantes del PP que no se ha arrepentido, por nosotros no lo dejes. No vale la pena que sigas vivo porque nunca lo has estado. Es por eso por lo que os llaman el voto zombie, porque siempre votasteis, siempre votáis y siempre votareis a los mismos por muy mal que lleguen a hacerlo. En ocasiones los queréis excusar, en otros momentos os queréis creer que todos los demás son peores y os inventáis y creéis cantidad de falaces historias cuya absurdidad harían reaccionar al más tonto de los tontos, pero no a vosotros. Para vosotros no hay arreglo. Suicidaros ya sabiendo que al hacerlo le hacéis un bien al país y constituye un acto patriótico siempre que no os vayáis acompañados o lo hagáis interrumpiendo la vía o los servicios públicos y impidiéndome llegar a tiempo al trabajo. A vosotros os recomiendo el rito japonés del sepuku, introduciéndoos un afilado cuchillo en el abdomen y haciendo dos cortes que aseguren un daño total e irreparable de todos vuestros órganos… no fuera a ser que aún os revivieran y de nuevo sacrificarais España al absurdo con vuestro voto zombie a los de siempre.


Ya lo sabéis, queridos suicidas, pensad un poco en aquellos que os han de sobrevivir.



 CAMPAÑA CONTRA LOS SUICIDIOS SIN SENTIDO 

2 comentarios:

Vicente Salinas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Vicente Salinas dijo...

Como ya he advertido en otras ocasiones, no se admiten comentarios insultantes contra nadie (tampoco contra mi persona, como es lógico). Por tanto, ese señor del Partido Popular que en lugar de argumentar se limita a faltar al respeto, no va a ver publicado aquí su comentario. Si en lugar de dejar escapar su procacidad con la parte más sucia de su indignación (estaba a punto de decir injustificada, pero no me corresponde a mí establecer ese juicio por obvio que pueda parecer), es capaz de argumentar con palabras adecuadas, su comentario se publicará, dado que este es un lugar de debate donde es bienvenida la pluralidad igual que se repudia la mala educación, la inquina sañosa y, en general, la falta de modales.