martes, 24 de marzo de 2009

El Mamut quería bloguear... y se llenó de virus.

Imagen tomada de www.pudreteflanders.com

Hace unos días me encontré en el blog con la desagradable sorpresa de que alguien había introducido (voluntaria o involuntariamente) un virus de código HTML (hasta entonces yo no sabía que pudieran existir, es más, creía que HTML no era realmente un código de programación). Otro tipo de virus no hubiera representado mayor problema para mí, pero este me obligó a aprender muchas cosas, de la peor manera posible, antes de poder desterrarlo del blog.

Alguno de los amigos a quienes consulté me dijo que, tal vez, el citado virus pudo ser introducido por alguien que no quería que escribiera determinado tipo de artículos. Eso es terriblemente alarmante porque si el ejercicio de la censura, en sí mismo, ya resulta una iniquidad, el hecho de que un individuo cualquiera se erija en juez y verdugo, es ya aterrador.

Solucionado el problema decidí olvidarme de la cuestión. Sobre todo cuando la empresa del antivirus de que dispongo me proveyera de parche específico para que este virus fuera detectado antes de acceder a ninguna web donde se pudiera encontrar esperando.

Dos meses después veo que, a pesar de empezar a trabajar un poquito más los artículos, hay una bajada de accesos, pero con una extraña excepción: “El mamut se hizo... ¡MIERDA!”. Un artículo que se diseñó exprofeso para probar las posibilidades gráficas y de paginación de las diferentes plantillas de blogger y el acceso para diferentes buscadores. Nada especial, cuatro frases introductorias mezclando palabras específicas de diferentes hablas del castellano y una ventana al YouTuve a un conocido video… el que da título a aquel post.

La cuestión parece digna de investigarse porque su posicionamiento en los buscadores ha empeorado y, sin embargo, las visitas a ese post han aumentado espectacularmente. El estudio de esa anomalía me invita a retrasar la publicación del tercer capítulo de “¿Cómo hacer un blog de éxito?”. Tal vez he encontrado, sin saberlo, una fórmula mucho mejor para dar fama al blog, pero pronto descubrí el error. Al parecer, en algunos foros, se ha dado la dirección del citado post para hacer críticas caústicas y, precisamente todo empezó cuando llegó el citado virus. De hecho, no he sido el único atacado con este elemento. Gracias al parche antes citado, he encontrado otros blogs que hablan o exponen el citado vídeo y canción y… saben qué… a muchos de esos blog’s y web’s no puedo acceder porque el parche lo impide. Sí, están contaminados por aquel virus rastrero. Especial atención y cuidado deben tener con “http://necudeco.com/” ya que parece en peor estado que los otros y dispuesto a llenar, cualquier PC despistado, de unos bichitos binarios muy desagradables.


Publicar un comentario