viernes, 13 de marzo de 2009

Blog de guardia

Este espacio tan poco renovado últimamente va a quedar como ventanilla de emergencia, durante los próximos diez días, para publicar todas esas cosas que se me puedan ocurrir con destino a cualquiera de mis otros blogs. Es decir, este va a ser mi blog de guardia en mi descenso de actividad, porque durante ese período de tiempo, me voy a comportar como una empresa que ha despedido a la mayor parte de su personal y ahora, después de haberlo hecho, se da cuenta de que no puede llevar a cabo los encargos y pedidos a que debía responder.
Sí señores, muchas de las grandes empresas, cuando aparece el cartel de oficialización de una crisis, aprovechan para despedir personal en masa, más incluso del que deben, y luego pretenden que el restante los cubra… “aumentando la productividad”. Como consecuencia a esos desajustes, la empresa incumple sus plazos de entrega, se sobrecarga con una deuda inmediata (la de las indemnizaciones) y satura al país de “no compradores”. Estas empresas generan un efecto de amplificación de la crisis más grave, en ocasiones, que la propia crisis.
Bueno. Sin andarme con rodeos. Durante los próximos días este será el blog de guardia, de servicios mínimos… como le queráis decir. Pero en definitiva, lo poco que llegue a publicar lo hare aquí.


Experiment

1 comentario:

Mimí dijo...

Vice, cuidadito, que podemos salir despedidos, pero en el aire, jeje.
Buena suerte y un fuerte abrazo.