viernes, 13 de febrero de 2009

Han despedido a Aznar... ¡Que pena!


La foto ha sido tomada de la web de el periódico “Público”, pero seguramente debe ser de archivo porque con el disgusto del despido ahora debe estar mucho más… desmejoradito.

A Aznar le han rescindido un contrato de empleo en una de esas, por él halagadas, empresas privadas. Concretamente de la asesoría de un fondo de inversiones de capital riesgo. Ahora ya no podrá comprarse aquella casita tan cuca de Miami y que le hacía tanta ilusión. Pero no importa, son cosas de la crisis y no por ello va a perder su fe en el neoliberalismo económico. Después de todo aún puede disfrutar de su apartamento en Marbella.

En fin, que el Chemari ya tiene la experiencia que le faltaba (no considera despido la derrota en las elecciones del 2004 porque él ya se iba… sólo pasaba por allí). Y con esta valiosa experiencia, ahora ya puede afirmar sin temor a equivocarse (antes también podía pero le hubieran podido decir que se equivocaba), que los trabajadores de este país son unos llorones, que hay que abaratar los despidos y que nadie sufre tanto como él. Porque esos empleaduchos sólo dejan de cobrar unos pocos miles de euros al año, pero el va a dejar de percibir un puñado de ceros en su cuenta… Y es que los obreros son muy poco solidarios.

***** ***** *****

Si no había bastantes tragedias con el triste despido de José María Aznar, el presidente del banco de España se ha dado a escampar sus mensajes conciliadores y su gran solución a la crisis: eliminar las indemnizaciones por despido. Brillante lumbrera, claro que hace un par de días, el presidente de “Foment del Treball”, Joan Rossell, se manifestó en términos similares.

La especulación abierta por las fórmulas de beneficio neoliberales nos han abocado, nuevamente, a una crisis brutal y pretenden aplicar soluciones neoliberales para sacarnos de ella… ¿Para sacarnos de ella? Más bien parece que lo hacen para tomar el poco dinero que ha quedado y salir cagando leches.

Pero en lo de abaratar los despidos para solucionar la crisis… tal vez no estén tan equivocados, aunque el error esta en las personas a quien pretenden aplicárselo. La actual crisis amenaza a nuestro país en la forma del desempleo, se debe frenar la destrucción de este y generar nuevo al tiempo que se recupera el consumo. Si nos fijamos en la enorme cantidad de ejecutivos inservibles que tienen todas las empresas y cobrando unos salarios con los que se podrían sustentar miles de puestos de trabajo productivo ya vemos por donde hay que cortar. Pero esos ejecutivos acostumbran a estar blindados. Mientras a un obrero productivo se le manda a la puta calle pagándole un máximo de 45 días por año trabajado, a estos vampiros empresariales no se les larga por menos de 1 año por cada 45 días trabajados… y eso a sueldos que harían ruborizar al mismísimo Rockefeller . No hay más que ver los casos del señor Zaplana que se ha agregado a la nube ejecutiva de Telefónica por millón y medio de euros anuales (Y está metido en otra media docena de empresas en condiciones similares), sólo por sentar su orondo culo en un sillón un par de días al mes. O que me dicen del caso de Pizarro que, en la misma empresa, por unos pocos meses, en los que no aprendió ni a descolgar un teléfono, arrasó con 10 millones de euros. Con ese dinero se hubieran podido mantener cerca de 200 empleos de alto nivel durante un año. Si pensamos que entre amiguitos políticos, amiguitos de los accionistas mayoritarios, amiguitos de las instituciones internacionales, amiguitos de los amiguitos y otros rellenos varios, se podría cuatriplicar la plantilla de esa empresa y renovar toda su estructura tecnológica. Pero como hay crisis, se corta por lo sano, se despide gente a cargo del erario público y se reducen gastos en las áreas productivas, entre tanto, los ejecutivos, ajenos a la crisis, pueden seguir consumiendo… los recursos de todos los españoles.

Y las demás empresas del país, bancos incluidos, lo mismo. Al presidente de banco de España, por supuesto que también.

Salir de la crisis es muy fácil… ellos ya han salido.

Publicar un comentario