viernes, 1 de marzo de 2013

Trampa para tontos

Imagen tomada de la web de "El Periódico".

En su momento ya explique que la declaración de soberanía que había aprobado el Parlament era una trampa para tontos y expliqué las razones. Pues bien, el gobierno del PP nos ha descubierto esa faceta de retardaditos mentales que ya intuíamos (la verdad es que era más una certeza que una intuición).
Como ya explicamos en su día y nos ha recordado el President Mas, la citada declaración no tiene contenido jurídico, es un mero ejercicio de expresión de la voluntad de un pueblo. Si el PP hubiera callado esa declaración simplemente hubiese salido una vez en la prensa internacional en un rincón sin importancia, pero al darle importancia será como ponerle un megáfono.
El PP va a llevar al TC esta declaración y este no debería acercar la petición a trámite. En este lógico caso el Gobierno español habrá quedado como el idiota que es, pero si por azar el TC aceptara la propuesta a trámite, la trampa para tontos podría cerrarse.
Por el simple hecho de aceptar a trámite esa demanda los valores democráticos del TC ya serían puestos en tela de juicio. Se habría caído en la trampa de la catalanofobia. Pero las repercusiones aún podrían ser más importantes si el TC terminara sancionando a favor de la demanda del PP (ojo a la intencionada forma en que confundo gobierno y PP). Como la declaración de soberanía no es más que eso (una declaración) solo debe suponer una expresión de la mayoría de la cámara catalana, así que su sanción es a la vez una sanción contra la libertad de expresión ya que no atenta contra ningún principio democrático (al contrario es la expresión de la democracia suprema) al ser solo expresión. Sin embargo su prohibición, junto a la prohibición del Referendum, convertiría cada proceso electoral en Catalunya como un referendum de independencia en sí mismo y otorgaría validez a esos procesos electorales, en caso de victoria de partidos secesionistas, para declarar directamente la Independencia de Catalunya.
Es decir, y para abreviar, la denuncia del PP al TC contra la declaración de soberanía del Parlament, podría resultar, a la postre, la Independencia de Catalunya. Es por eso que dijimos que era una trampa para tontos y el primer tonto ya ha picado.
Publicar un comentario