martes, 13 de noviembre de 2007

¿Una de cal y otra de arena?



Sólo cuatro días después de que los sucesos de Chile elevaran la popularidad de Juan Carlos I a su índice más alto desde la resolución de la crisis del 23F, el fallo de la sentencia del caso de la portada de “El Jueves” vuelve a tumbarle.


Dibujante y guionista de la caricatura de la discordia han sido condenados a pagar más de 3000 euros cada uno, cantidad considerada satisfactoria por la fiscalía, pero no por los acusados. El juicio ha sido rápido… demasiado, porque apenas si se ha escuchado a la defensa. No se habrá, con ello, vulnerado los derechos procesales de los finalmente condenados. Se ha resuelto como si la sentencia estuviera pactada de antemano, pero esto no era así, de lo contrario no se hubiera llegado a tan digna sala. Dignidad de la sala ya que los actores merecen otro juicio. Jueces y políticos, una vez más, nos hacen sonrojar por descubrirnos la puerilidad de nuestro sistema.


Dicen que la justicia es ciega, pero de tanto en tanto parece echar un vistazo por debajo de la venda, esperemos que este no haya sido el caso.

Publicar un comentario