jueves, 27 de octubre de 2016

¿Qué pasaría si Rajoy la mamara?

Imagen tomada de elperiodico.es


Ya sabemos que esto no va a ocurrir, pero, ¿y si pasara como en las películas?
¿Se imaginan que el golpismo del PSOE fuese una opereta para sacar a Rajoy de su madriguera?
Así de entrada no se ve ¿Verdad?
Pero imaginemos que el sábado el PSOE vota “no” a la investidura de Rajoy. No parece creíble, pero tampoco lo parece que se humillen hasta dar otra vez la presidencia al más inútil de los inútiles y a una garantía para el desastre del Estado.
Pues hagamos el esfuerzo de creer, por un momento, en esa negativa ¿Se imaginan el ridículo de Rajoy? Todo lo que ha ganado con el golpe interno del PSOE se esfumaría. En especial si al final de la votación el portavoz del PSOE atendiera a los medios y hablara de la falta de sensibilidad del candidato, la nula autocrítica, la falta de negociación y, ante todo, el nulo propósito de enmienda que las aburridas palabras con las que ha mantenido sus naturales mentiras el candidato. Eso sin contar la prepotencia del PP en general al verse nuevamente controlándolo todo.
Al tiempo, el mismo portavoz, debería ofrecer al candidato la posibilidad de presentarse nuevamente, pero tratando con más agradecimiento a quienes le van a prestar apoyo y menos prepotencia contra todos. En pocas palabras, que muestren sus deseos de mejorar lo que han destrozado hasta hoy.
Un candidato normal se retiraría de inmediato, pero Mariano, viéndolo tan cerca, aún se metería más en el barro. Después de todo ya lo habrían sacado de esa zona de comodidad que es para él la indolencia.
Como creo que la humildad y la decencia no están entre las pocas virtudes del PP, Rajoy jamás hará y dirá aquello que debe y estaríamos abocados a unas nuevas elecciones. La diferencia sería que el PSOE habría recuperado parte de compostura y el PP saldría muy tocado de ese fracaso de su candidatura. Además, de rebote, tras apoyar al PP, Ciudadanos también perdería votos a favor de un PSOE más a la derecha.
Esto supondría unas elecciones navideñas mucho más abiertas de lo esperado, porque la supuesta victoria del PP estaría en entredicho.

Sería magnífico, pero por desgracia la realidad es otra. En el PSOE sigue mandando un señor que no supo evitar su envilecimiento y que, además, necesita que no se investigue demasiado. Vamos, que el golpismo socialista necesita que la corrupción del PP se perpetúe tanto como Ciudadanos desea entrar a pillar su trozo de pastel.
Publicar un comentario