lunes, 9 de mayo de 2011

Anécdotas, terribles anécdotas.



Las juventudes socialistas de Málaga han editado un video donde, rescatando imágenes de un No-Do de 1971, se observa al actual alcalde del PP, Francisco de la Torre, que por entonces era presidente de la Diputación provincial. En el video dicen: “¿Después de 40 años vas a seguir que siga viajando en coche oficial?”. Siempre pensé que la transición podría darse por terminada cuando todos los partidos políticos hubiesen depurado, con la entrada de sangre nueva, todos los cargos que tuvieron algo que ver con el franquismo. No es que no dude de una convincente trasformación de los franquistas hacia posturas más democráticas. No seré yo quien llame marranos a los conversos, como la iglesia católica hizo con los siempre sospechosos judíos que abrazaron la fe católica. Pero tampoco podemos ignorar declaraciones como las que periódicamente se le escapan al mismísimo Mayor Oreja, o algún otro insigne miembro del PP y que denotan que el régimen terrorista del Generalísimo sigue muy vivo en ellos.
Tal vez la Transición, lejos de ser algo anclado en el pasado, resulte ser un proceso falseado para permitir dar fuerza a aquellas palabras del infame dictador que afirmaban haber dejado atado y bien atado el futuro de España.
Pero lo que más me preocupa de esto no es ver como neofascistas, corruptos y la propia Falange Española y de las J.O.N.S., plateaban un pleito por corrupción al único juez que se atrevía a dar cobertura a la recuperación de los restos mortales de aquellos asesinados tras el fin de la contienda civil. Tampoco es el hecho de ver como un excesivamente numeroso grupo de jueces da curso a estas demandas y desarma a los acusados, al tiempo que frenan cualquier legalidad o iniciativa política que haga avanzar a nuestra sociedad mediante abstrusas e increíbles interpretaciones. Ni siquiera es el pavoneo franquista de elementos tan impresentables como el tal Mayor Oreja. No, señores, lo que me preocupa es que todo esto sucede porque al partido socialista le ha dado la gana. Sí, señores, el PSOE también sale favorecido de este absurdo bipartidismo, porque se han marchado tanto al centro derecha que sólo pueden comparar su progresismo frente a un partido de extrema derecha como es el PP.
El parlamento español, para dar por finiquitado ese periodo que ya se hace demasiado largo llamado Transición, aún tiene que cerrar algunos temas importantes como reconocer a la UMD y, sobre todo, aprobar una declaración sobre el régimen franquista como régimen terrorista. Solo a partir de ese principio podríamos empezar a construir un país nuevo porque la ley de partidos también podría aplicarse a Falange. Pero, sobre todo, se podría declarar como apología política las declaraciones de algunos impresentables que están envenenando nuestra sociedad.
Pues bien, por lo menos en dos ocasiones, si el PSOE lo hubiese querido, esa declaración hubiese sido posible… y eso es lo que realmente me preocupa. Después, videos como el realizado por las juventudes socialistas son mera anécdota, porque el olvido y la falta de principios inculcados a nuestra sociedad, nos llevan directos al abismo.
Publicar un comentario