jueves, 11 de junio de 2009

Florentino mal, "La Caixa" peor... ¡Traidores!


Estoy muy indignado. Con la que está cayendo y el señor Florentino Pérez derrochando millones de euros en un par de jugadores cuya única virtud es el ser mediáticos. Si el Real Madrid tuviera ese dinero no sería ningún problema, pero resulta que el gran jefe blanco ha tenido que pedir un préstamo bancario para pagar su negocio de dudoso futuro. Y “La Caixa”, que dice no tener dinero para salvar a empresas que serían viables de obtener menores prestamos, ni para financiar hipotecas para bomboneras de 30 metros cuadrados, va y le suelta ese carro de millones a los propietarios del Estadio Santiago Bernabeu.

Supongo que quienes me conocen ya habrán supuesto que el hablar del Estadio no es gratuito. Y es que ¿de verdad se creen que el castizo Madrí podrá devolver lo gastado y por gastar de su actual presidente? Florentino afirma que los cracks le ayudarán a vender camisetas, pero como dice, no sin acierto, el economista y directivo blaugrana Sr. Sala, ¿van a vender 300 millones de camisetas? Porque si no es así el préstamo no se paga y va a tocar vender... el Estadio. Vamos, que ya me veo a los Raul, Kaká, Diarra... y alguna que otra descomposición de cuerpo más, jugando en Vallecas con permiso de la señora de Ruíz-Mateos.

También me veo a la “La Caixa” lanzando una opa hostil a la entidad merengue. Ya me imagino al (o la) líder pepero de turno intentando salvar el asiento del “Pizarro” que toque a base de decir que no se puede dejar que una “entidad extranjera” se apropie de un equipo español. ¡Dios! Cuanto ha llovido desde que un grupo de catalanes afincados en la capital del reino y añorados de Barcelona y del novedoso deporte del balompié, decidieron fundar un equipo de aquel deporte y, sin decidirse a ponerle ningún color, lo vistieron de blanco.

Siempre hay el descerebrado de turno que por mi cierta afinidad al equipo culé (sobre todo ahora, que hasta el más escéptico a dejado sus babas pegadas al televisor después de una de sus orgías futbolísticas) dirá que es envidia por el valía de los grandes fichajes. En otro momento, sin está crisis que demanda el dinero para otros menesteres, me reiría en sus morros porque el Real Madrid está cavando su tumba, pero hoy significa una traición al pueblo español y, por ende, a la patria. Esa España de la que se llenan la boca hasta escupirnos su bilis a todos.

Hace unos meses el gobierno tuvo que asegurar dinero líquido para que las entidades bancarias pudieran prestar a empresas y particulares y que la economía no se hundiera. Los bancos tomaron el dinero y si te he visto no me acuerdo, porque el dinero sigue sin llegar allí donde se necesita. ¡Mucho riesgo!, decían los bancos. Pero... inmorales señores de “La Caixa”, ¿no hay riesgo en este voluminoso préstamo a Florentino?... ¡Anda ya!

Y no. No siento envidia, Creo que Pelegrini es un gran entrenador, pero dudo Florentino le haya escuchado antes de fichar. Kaká, como Riquelme, es un grandísimo centrocampista, pero que abusa de las conducciones y el regate, algo que, como ya vimos en el Villarreal, no cuadra demasiado bien con la filosofía futbolística del chileno. Respecto a Cristiano Ronaldo ya vimos que, en los momentos decisivos, si la primera le sale bien es buenísimo, pero si falla un par de veces seguidas, algo más común de lo que algunos se creen, se desespera y se vuelve loco... Sí, loco y se dedica a agredir a su marcador. Sólo la absurda tolerancia del árbitro en la final de Roma evitó su merecida expulsión por reiteradas agresiones a Puyol. Tal vez Florentino debió fijarse en Rooney, un jugador que no se rinde nunca y crea juego desde cualquier lugar del campo (aunque no creo que el Manchester se lo hubiese vendido ni por 200 millones) y también en Toti, un centrocampista con calidad para crear futbol desde atrás y controlar el centro del campo, pero con más experiencia que Cesc y, encima, sin oler a Barça. Pero, clar, esos fichajes no hubiesen sido tan mediáticos, sólo hubiesen creado futbol y, hoy por hoy, esa no es la aspiración de Real Madrid. Ya lo ha dejado claro el represidente blanco: el Madrí ficha a golpe de talonario y desecha su cantera, que a la hora de pagar ya se inventará algún pelotazo como el que se sacaron de la manga él y el señor Álvarez del Manzano, la otra vez, con recalificaciones a la carta incluidas y que, a la larga y como siempre, pagamos todos los españoles.

Manda güebos que entre todos tengamos que pagar los caprichos de estos degenerados y encima para ver en el campo a un divo malcarado luso y un ex-genio brasileño al que vamos a ver engordar,  a ojos de la prensa, en los próximos meses. Dinero para pagar comilonas no va a faltar y sino... a vender calzoncillos y bragas que lo de las camisetas ya está cubierto. Ahora si fichan a Villa tendrán que pensar en sostenes y Silva... ¿condones? Por otro lado que se olviden de los baberos, que lo que ha hecho el Barça esta temporada es irrepetible y las divas que Florentino trajo la otra vez tenían más arte y no lo consiguieron.

En fin, la locura de Florentino es suya y del Madrí y, aunque me quede la mosca detrás de la oreja respecto a quien lo terminará pagando, mi indignación es con “La Caixa” y su desvergüenza a la hora de elegir el destino de su dinero para préstamos. Supongo que esto les dará igual, pero que sepan que retiraré mi nómina de su entidad, buscaré, para ello, una entidad más asesada.

Respecto a la imagen tenía que haber sido de Cristiano Ronaldo, pero no me ha dado la gana, he preferido darle la puntilla. La presente foto ya podéis ver de dónde la he sacado.

Publicar un comentario